El Procurador del Común sugiere a la Diputación de León elimine la tasa de la medición de ruidos

Imagen de una medición de ruido

La Diputación de León requiere a las corporaciones peticionarias una tasa de 65 euros que debe ingresarse previamente al solicitar la medición.

El Procurador del Común, la institución que representa al defensor del pueblo en Castilla y León, ha sugerido a las diputaciones de León y de Salamanca que eliminen la tasa de la medición de ruidos a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

 

Según ha informado la institución en un comunicado de prensa, que el Procurador del Común inició de oficio una actuación para conocer el funcionamiento del servicio de control de ruidos en los municipios de menos de 20.000 habitantes ya que la Ley obliga a las diputaciones a prestar este servicio a los municipios de menos de 20.000 habitantes.

 

Tras la remisión de la información, la forma de prestación de dicho servicio ha resultado "desigual" pese que las nueve administraciones provinciales ejercen las competencias que les atribuye la Ley del Ruido. Así, la mayor parte de las diputaciones han decidido prestarlos con medios propios, como el caso de Ávila, León, Salamanca, Segovia y Soria, mientras que las diputaciones de Palencia, Valladolid y Zamora han optado por prestarlos a través de empresas contratadas o técnicos universitarios.

 

En el caso de Burgos, que manifestó no desarrollar ninguna labor en esta materia al no contar con peticiones, el Procurador del Común constató a través de una queja recibida en el municipio de Valle de Santibañez que fue la Institución provincial la que realizó la medición de ruidos sufragando la administración provincial dichos gastos.

 

Según los datos remitidos por cada una de las diputaciones son cerca de 150 mediciones las que se realizan a través de este servicio con Valladolid como la que ha llevado a cabo un mayor número de actuaciones.

 

Tras aclarar que al Procurador del Común no le corresponde determinar si la prestación del servicio debe llevarse a cabo por medios propios o contratando dicho servicio con un tercero, la institución ha resaltado el hecho de que únicamente dos diputaciones provinciales, León y Salamanca, exigen una tasa a los ayuntamientos para llevar a cabo dicha medición de ruidos, "mientras que las restantes lo hacen de manera gratuita, incluida la Diputación de Soria que aprobó el 6 de octubre derogar la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa".

 

La Diputación de León requiere a las corporaciones peticionarias una tasa de 65 euros que debe ingresarse previamente al solicitar la medición. Por su parte Salamanca, solicita a los municipios el abono de una tasa de 48,10 euros en horario diurno y de 90,15 euros en horario nocturno.

 

"Por esa razón se considera que las Diputaciones de León y Salamanca, al igual que ha hecho Soria, deberían valorar la modificación de la normativa reguladora de tasas con el fin de no gravar los recursos de los pequeños municipios en dichas provincias", concluye el Procurador del Común.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: