Iberavi estrena su planta de incubación de Alija del Infantado reconstruida tras el incendio de noviembre de 2016

EUROPA PRESS

Esta inversión supone un compromiso con la calidad y la seguridad alimentaria, ya que una de sus novedades es la incorporación de una nueva vacunadora en huevo con capacidad para vacunar a 40.000 huevos a la hora, asegurando la eficacia del cien por cien en el proceso.

La Factoría Ibérica de Multiplicación Aviar (Iberavi) ha inaugurado este miércoles su nueva planta de incubación de huevos ubicada en Alija del Infantado (León), reconstruida tras el incendio que la destruyó en noviembre de 2016.

 

A dicha inauguración ha asistido la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, que ha destacado el compromiso social Iberavi, perteneciente al Grupo Oblanca, por reconstruir la nueva planta de incubación de huevos en la misma localidad tras el incendio, en la que se han invertido ocho millones de euros y se estima una facturación media de diez millones al año frente a los ocho que facturaba anteriormente. Además, dará empleo a 35 personas, más de la mitad de ellas mujeres.

 

Esta inversión supone un compromiso con la calidad y la seguridad alimentaria, ya que una de sus novedades es la incorporación de una nueva vacunadora en huevo con capacidad para vacunar a 40.000 huevos a la hora, asegurando la eficacia del cien por cien en el proceso.

 

Del mismo modo, se ha mejorado la calidad y el control de todos los procesos, garantizando la trazabilidad del producto final desde el origen. En la actualidad, tiene una capacidad anual de 40 millones de huevos frente a los 25 millones de la anterior planta.

 

Esta nueva planta, que cuenta con una superficie de 5.000 metros cuadrados, ha sido diseñada para cumplir "la más alta exigencia de compromiso medioambiental", según defienden sus responsables. Se trata de una planta automatizada, dotada "con los últimos avances técnicos", con el fin de conseguir "un producto de alta calidad" y tratar de asegurar que se logren "los más altos estándares de eficiencia energética", que se traducen en "la menor huella ambiental posible que permite la tecnología de hoy en día".

 

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, en sesión de 26 de enero de 2017, declaró el incendio de la empresa como "situación de especial y extraordinaria trascendencia y urgente actuación", con el fin de agilizar la puesta en marcha de medidas de apoyo que fomenten la recuperación de la capacidad productiva en la Comunidad y el mantenimiento del empleo. Así, la agilización de los trámites administrativos ha permitido que la incubadora inaugurada haya sido una realidad en diecinueve meses desde el incendio.

 

El Grupo Oblanca ha puesto de manifiesto su compromiso de futuro con la zona con el denominado 'Plan 100', que prevé alcanzar en 2020 una facturación de 100 millones de euros y la creación de 100 puestos de trabajo hasta totalizar los 650 empleos directos e indirectos. Un crecimiento que se sustentará también en una inversión de más de doce millones de euros en sus instalaciones de Onzonilla.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: