Cyl dots mini

El Ayuntamiento invierte 16.400 euros en la restauración de la fuente de Neptuno y la escultura de Guzmán

Ayuntamiento de León

La concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, la reforma se incluye en el contrato de 'Servicio de limpieza y restauración de diversos elementos escultóricos ubicados en los Parques Públicos del Municipio de León'.

El Ayuntamiento de León ha invertido un total de 16.400 euros en la restauración de dos de las figuras más emblemáticas de la ciudad: el Neptuno del Jardín de San Francisco y la escultura que recuerda a Alonso Pérez de Guzmán, Guzmán 'El Bueno'.

 

La concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, la reforma se incluye en el contrato de 'Servicio de limpieza y restauración de diversos elementos escultóricos ubicados en los Parques Públicos del Municipio de León', según ha indicado el Consistorio en un comunicado.

 

El contrato ha sido finalmente adjudicado a la empresa 'Jesgón. Proyectos y Obras Integrales, S.L.' por un importe de 16.399 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Un contrato que precisa que las intervenciones se realizan en el conjunto escultórico de la fuente de Neptuno de San Francisco y en la escultura y peana de Guzmán, ubicada en la plaza del mismo nombre.

 

Los trabajos consistirán, en el caso de Neptuno, en la aplicación de un biocida para acabar con las colonias biológicas que se han formado, especialmente el rostro de la escultura; la limpieza de los restos; la consolidación del soporte pétreo; el anclaje de fragmentos desprendidos; una protección mediante resinas o el saneado de juntas, entre otros.

 

En el caso de la escultura de Guzmán, los trabajos se centrarán en una limpieza previa; una limpieza intensiva mediante lavados aplicando de agua destilada; técnicas de igualado de color (oscurecimiento) de las zonas intervenidas; regeneración de pátinas mediante reducción potenciostática de la escultura; aplicación de un barniz protector a base de microcristales. Ambos trabajos, como ha explicado la concejala, son ejecutados por restauradores diplomados.

 

NEPTUNO, 229 AÑOS EN LA CIUDAD

La fuente del dios que gobernaba las aguas, según la mitología romana, se instala en la Plaza de Regla en el año 1789 por iniciativa de Carlos IV y de "el común de los vecinos". Hijo primogénito del dios Saturno y de la diosa Ops, hermano de Júpiter y Plutón, es parte de los tres dioses que lucharon para liberar al mundo de la tiranía de su padre.

 

Como se aprecia ya en las fotos de Germán Gracia de la época, el conjunto está compuesto por un gran pedestal central sobre el que aparece sentado encima de un delfín Neptuno, con túnica y corona de laurel. Está sujetando un una jarra con la mano derecha y un tridente con la izquierda. Esta parte la realizó Mariano Salvatierra, que también hizo el león de la fuente de San Isidoro. En la parte inferior de la fuente y rodeando el pedestal hay tres tritones con sendos gansos, obra del escultor Félix Cusac, autor también de los angelotes de la fuente de la Plaza del Grano.

 

La fuente estuvo ubicada a los pies de la Catedral hasta 1913. Tras pasar unos años en los almacenes municipales, en 1931, con Miguel Castaño como alcalde, se coloca en la Plaza Mayor (su ubicación más desconocida), hasta que en 1943 se vuelve a desmontar, yendo a parar sus restos a los almacenes municipales. Seis años después, el alcalde Eguiagaray Pallarés recupera de nuevo esta escultura, instalándola en esta ocasión en el Jardín de San Francisco.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: