Zozulya se defiende: "Ser patriota no es ningún delito"

Roman Zozulya Betis

El futbolista ucraniano se desmarca de las acusaciones de nazi y afirma que se enteró del signifcado del marcador 14-88 cuando llegó a España.

El futbolista ucraniano Roman Zozulia, delantero del Albacete Balompié, ha afirmado este jueves que "ayudar" a su país y que "ser patriota no es ningún delito", saliendo al paso de los improperios que recibió en Vallecas y que provocaron la suspensión de su partido contra el Rayo, correspondiente a la jornada 20 de LaLiga SmartBank.

 

Así, Zozulia ha comenzado su rueda de prensa explicando alguna de las situaciones que le vinculan a ser tildado de nazi. En lo referente al 'Ejército del Pueblo', lo ha descrito como "un fondo" para ayudar al ejército de su país y que "se dedica a salvar vidas".

 

"Nunca jamás compró armas ni nada para el combate. Lo único, equipo técnico para salvar vidas como ambulancias, comida o ropa. Considero que ayudar a mi país y ser patriota no es ningún delito", ha remarcado el atacante del 'Alba'.

 

Además, ha lamentado que el Rayo Vallecano se negase en su día a incorporarlo cuando ya "había firmado el contrato". Según su versión, ahí ya lo acusaron de "fascista" y fue recibido con hostilidad porque, al respecto de la guerra en la zona del Dombás, él apoyaba a una facción contraria a la que apoya el sector fuerte de la afición rayista.

 

"Luego aparecieron las fotos y empezaron a llamarme nazi. Yo quise explicarme, pero no querían hablar conmigo. Me llamaron fascista, luego nazi y luego racista", se ha quejado Zozulia antes de negar nuevamente esas acusaciones.

 

"Mi mejor amigo el año pasado en el Albacete era Bela", ha proseguido en relación al francés, jugador de raza negra. "Me da igual su color de piel o nacionalidad, para mí son todos iguales. Podéis preguntar a mis compañeros y excompañeros, jamás he despreciado a ninguna persona", ha aseverado.

 

También se ha referido a las fotos de la polémica, como la que aparece junto a un retrato de Stepan Bandera, figura del independentismo de su país y que se vincula a la extrema derecha. Así, ha comentado que se la hizo y la colgó en Facebook solo por el "parecido físico" entre ambos.

 

Sobre la imagen donde aparece con un fusil, ha dicho que fue "simplemente para apoyar" al ejército de su país. Y sobre la que aparece en una cancha de baloncesto con un marcador y señalando 14-88, que aluden al supremacismo de la raza blanca, ha indicado que conoció "el significado" de todo eso cuando llegó a España.

 

"Seguro que la gente de aquí no tiene ni idea de lo que son, quizá solo el 5% del mundo", ha añadido desde la sala de prensa del estadio Carlos Belmonte. "Jamás querría en mi equipo o en mi estadio a gente con ideas políticas que defendiesen la violencia en cualquiera de sus formas", ha asegurado Zozulia.

 

"Soy un deportista totalmente apolítico. Todo lo que se habla es mentira", ha manifestado. "Amo a España, es mi Segunda casa. Estoy recibiendo mucho apoyo de todos. Quiero agradecer a la Federación, a LaLiga, al Albacete como club y a todo el mundo del fútbol su apoyo", ha relatado.

 

"Y mi mayor agradecimiento es al vestuario por apoyarme. No sé cómo puedo agradecerles a todos lo que hacen por mí. En toda mi vida no podré agradecer lo que hacen por mí. Yo siempre he recibido su apoyo y jamás en mi vida he estado en un equipo tan unido y tan acogedor hacia mí. Muchísimas gracias al club y a su dirección por el apoyo", ha señalado.

 

"Soy un profesional y, cuando hay un equipo a mi lado, solo pienso en ganar y defender el escudo que llevo en mi pecho. El sábado cuando salga a jugar no voy a pensar en nada más que en ganar al Elche", ha concluido el futbolista ucraniano.