Villarejo de Órbigo ahorrará 12.000 euros tras poner en uso las placas solares de la piscina municipal

Imagen de archivo

Las arcas municipales del Ayuntamiento tendrán un ahorro anual que ronda los 12.000 euros de coste energético a partir de este momento gracias a la reciente puesta en uso de las placas solares.

Las arcas municipales del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo tendrán un ahorro anual que ronda los 12.000 euros de coste energético a partir de este momento gracias a la reciente puesta en uso de las placas solares instaladas en la piscina municipal de la localidad de Veguellina de Órbigo.

 

Hasta ahora, esos 12.000 euros eran la factura anual en consumo de gasoil que se empleaba casi en exclusiva para el agua caliente de las duchas de la piscina, que se emplean durante todo el verano para los usuarios de la misma y el resto del año para dar servicio a los equipos de fútbol del campo de juego situado en sus inmediaciones, tanto en partidos como en todos los entrenamientos del equipo local.

 

Con la puesta en uso de las placas solares, que estaban instaladas pero no se venían utilizando y que han requerido algunas inversiones urgentes en su infraestructura, “los vecinos no tendremos que asumir ya un coste cada año que carecía de sentido alguno”, remarca el alcalde de Villarejo, Joaquín Llamas, quien agradece el esfuerzo de racionalización realizado en este caso por los ediles Cándido Martínez, responsable de Urbanismo, Obras, Deportes, Patrimonio y Medio Ambiente, y Paula Gallego, responsable de Comercio, Fiestas y Turismo.

 

Además, el regidor se congratula por el éxito que este verano está registrando el uso de las instalaciones de la piscina municipal de Veguellina, en las que de manera urgente el nuevo equipo de Gobierno tuvo que invertir casi 20.000 euros para acometer mejoras imprescindibles que estaban pendientes desde hacía algunos años.

 

Un día gratis para todos a la semana

 

Para el Gobierno municipal, además del buen tiempo, ese éxito se debe en buena parte a la medida social adoptada desde el inicio de la temporada de que todos los miércoles el acceso a la piscina sea totalmente gratuito para todos los usuarios. Una medida que se adoptó como contraprestación por las iniciales molestias de los trabajos del inicio de la temporada pero sobre todo como “medida social”, para que “a pesar del bajo coste del precio de la entrada, algunas familias con escasos recursos económicos puedan disfrutar como cualquier otra de las instalaciones”.

 

Ese día gratis a la semana, y el consiguiente ahorro en los abonos de temporada en los que esa jornada semanal ya no se computa, está ayudando a que las estadísticas de uso de la piscina y todos sus servicios se incrementen de forma muy positiva.