Unos 68 veterinarios controlarán las matanzas domiciliarias en León

En la pasada campaña se sacrificaron 4.317 cerdos en domicilios particulares en toda la provincia.

Un total de 68 veterinarios controlarán las matanzas domiciliarias tradicionales durante esta campaña, que se intensifican entre este fin de semana y el periodo de Navidad, en la provincia de León.

 

En la pasada campaña se sacrificaron 4.317 cerdos en domicilios particulares en toda la provincia. Desde la Junta recuerdan que todos los productos obtenidos de la matanza deben ser para autoconsumo y que está prohibida su comercialización, según han informado fuentes de la Administración autonómica a Europa Press.

 

El sacrificio de animales fuera del matadero para autoconsumo es una actividad tradicional que se mantiene actualmente. En algunos casos, como ocurre con los cerdos sacrificados en domicilios particulares para autoconsumo, conserva cierta importancia estacional en Castilla y León.

 

Desde finales de noviembre hasta marzo se celebran en buena parte de la provincia de León las conocidas matanzas de cerdo. Esta fiesta tiene sus orígenes en el suministro privado de carne con el objetivo de llenar la despensa para todo el año. Este objetivo con el paso del tiempo ha pasado a ser algo secundario y en la actualidad las matanzas se llevan a cabo con otros fines de carácter más festivos.

 

RECLAMO TURÍSTICO

En muchas zonas rurales la matanza del cerdo se ha convertido en un reclamo turístico con la celebración de las fiestas de la matanza y jornadas gastronómicas donde se degustan los productos típicos del cerdo.

 

Esta tradición, que hace décadas era un acontecimiento social de primer orden, ha perdido importancia por diversos motivos poco a poco. En la actualidad, en la provincia de León se sacrifican poco más de 4.000 cerdos para autoconsumo, de los que un tercio aproximadamente se ubican en la comarca del Bierzo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: