Una noche de Halloween diferente
Cyl dots mini

Una noche de Halloween diferente

Juegos de misterio y miedo, gymkanas, scape room o cenas de misterio es la oferta de la empresa Grupo Envivo.

La Torre de la fortaleza medieval iscariense se convertirá durante la noche de Halloween en un pasaje del terror para todos los que quieran pasar miedo. Detrás de esta terrorífica actividad se encuentra Grupo enVivo, una empresa que se dedica a ofrecer experiencias de rol en vivo por toda España.

 

La empresa la pusieron en marcha cuatro amigos que decidieron convertir su afición por los juegos de rol en su profesión ofreciéndose para hacer juegos de miedo en casas rurales. “Nosotros nos desplazábamos hasta la casa rural donde estaba los clientes y allí les montábamos el juego”, recuerda el dueño, José Miguel Guisado.

 

La empresa ofrece hoy una amplio abanico de actividades que van desde juegos de misterio, como el cluedo en vivo, hasta juegos de miedo en casas y castillos y juegos tematizados en Harry Potter, el Señor de los Anillos, Juego de Tronos o a medida del cliente. “Las actividades siempre las realizamos con actores, en vivo y en directo y para grupos cerrados”, apunta José Miguel.

 

 Además, Grupo en vivo también ofrece scape room a domicilio, cenas de misterio en restaurantes, actividades de exterior, como Gymkanas de misterio, que es una de las actividades más demandadas en Valladolid,  junto con actividades en casas rurales.  “En las gymkanas de misterio los participantes tienen que ir moviéndose por las calles del centro de la ciudad para buscar las pistas e interactuar con los diferentes personajes hasta que llegan al final del recorrido que es cuando tienen que resolver  la historia“, explica José Miguel. 

 

José Miguel asegura que Valladolid es una de las provincias que más demandan este tipo de actividades junto con Madrid, Toledo y Segovia y que a lo largo del año las actividades que más realizan son el cluedo en vivo del heredero y la gymkana de misterio de los crímenes misteriosos.

 

Todas las actividades tienen muy buena acogida entre los participantes. “El miedo engancha mucho. El susto, la tensión y la adrenalina que se produce durante el desarrollo de las actividades hace que la gente se lo pase muy bien” apunta José Miguel.