Un error de Caro le cuesta el partido al Real Valladolid

A pesar de las rotaciones el conjunto pucelano plantó cara al Atlético de Madrid, pero el fallo a la salida del corner permitió a Vitolo rematar a puerta vacía y hacer el único tanto del encuentro.

El Real Valladolid se vuelve de vacío, y vaciado en su esfuerzo, en su visita al Atlético de Madrid en un partido donde el 0-0 predominó durante 80 minutos pero que, en una de las pocas acciones de peligro del segundo acto, fue roto con un gol de cabeza a balón parado.

 

Una de las ocasiones más claras de la primera mitad fue, al mismo tiempo, la más prematura. En el minuto 4 Waldo obligó al paradón de Oblak con un disparo desde fuera del área que buscaba la escuadra. Avisó el equipo blanquivioleta, que supo aguantar los mejores momentos de su rival, quien acarició el gol en un cabezazo de Morata en el 5’ y en otra llegada en el 6’ que finalizó con disparo de Félix dentro del área.

 

El ritmo del partido era alto y no decayó en ningún momento, con los locales dominando la manija del juego y los visitantes muy despiertos a la caza de una contra que los pudiese adelantar. Y casi llega, en el minuto 30, en una galopada de Waldo que sirvió para la llegada de Matheus -que debutó con una actuación muy prometedora-, aunque el brasileño no logró dar precisión a su disparo al borde del área.

 

GOLPE DOLOROSO


El guion se prolongó durante el segundo acto, que mantuvo los mismos elementos del partido, las dinámicas y las fórmulas: el Real Valladolid bien plantado sobre un escenario como el Metropolitano, minimizando la mucha pólvora que tiene el rival, y buscando en ataque hacer daño con transiciones rápidas. Los minutos pasaban y ambas escuadras tenían dificultad para encontrar la portería rival, más allá de jugadas aisladas que no se concretaban en ocasiones claras.

 

El empate parecía que iba a hacer justicia al encuentro, por eso ese tanto de Vitolo en el minuto 81, a la salida de un córner, fue aún más doloroso, justo cuando el punto se acariciaba. El empuje de los blanquivioletas no se hizo esperar y pero los locales sacaron a relucir una de sus mayores virtudes, la solidez defensiva, para asegurarse el triunfo.

 

La jornada 30 de campeonato finaliza con el Real Valladolid con 33 puntos, siete por encima del descenso, y sin tiempo para otra cosa que no sea pensar en el martes 23 de junio cuando el Getafe visita el Estadio José Zorrilla (19,30 horas).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: