Un asesino fugado se escondía en una masía perdida con una mujer y su hija, ajenas a su historial
Cyl dots mini

Un asesino fugado se escondía en una masía perdida con una mujer y su hija, ajenas a su historial

Se fugó en 2012 tras ser condenado a 25 años de cárcel y ocultó su identidad a sus allegados.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han detenido en la Múnia (Barcelona) a uno de los fugitivos más buscados en España, autor de un homicidio cometido en el 2002 al disparar en la cabeza al empleado de una empresa de Tarragona durante un atraco.

 

El detenido estaba fugado desde el año 2012, cuando fue condenado por la justicia a 25 años de cárcel por estos hechos, según han informado ambos cuerpos policiales en un comunicado conjunto.

 

Desde ese momento, una "red de vínculos personales y familiares" lo escondieron y se hicieron cargo del hombre, que tenía órdenes de búsqueda e ingreso en prisión por homicidio doloso, y de detención por robo con fuerza.

 

Durante muchos años se hizo pasar por otra persona, engañando a su pareja sentimental y a su hija que, según los agentes, se sorprendieron al conocer su verdadera identidad y sus antecedentes.

 

Los agentes lo localizaron en una masía en Castellví de la Marca (Barcelona), de donde solamente salía unas horas al día: al entrar en el inmueble, el sospechoso huyó por la puerta de detrás y se escondió en un bosque cercano.

 

Se lanzó entonces un dispositivo de búsqueda con el apoyo de medios aéreos con cámaras térmicas y el fugado fue localizado en la Múnia (Barcelona), donde esperaba a unos familiares para que lo recogieran y se lo llevaran a otro lugar.