Un agente forestal salva la vida a un niño de 2 años que se había atragantado con una aceituna

Un agente forestal salva la vida a un niño de 2 años que se había atragantado con una aceituna

Lo ha hecho realizando maniobra de Heimlich, según ha informado un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Los padres se encontraron al agente en la calle, en Villarejo de Salvanés, y le pararon "muy nerviosos" y solicitándole ayuda, tal y como ha relatado el propio agente, Adrián Tajuelo, en declaraciones remitidas a los medios.

Vio que el niño se encontraba morado y que le faltaba el aire, con lo que le hizo la maniobra de Heimlich y el pequeño pudo comenzar a recuperar un poco de oxígeno. No obstante, el pequeño seguía sin poder expulsar la aceituna, por lo que continuó practicándole la maniobra junto con otro vecino y, finalmente, pudo expulsar la aceituna.

A partir de ahí, el niño ya comenzó a respirar bien y solo tuvieron que limpiarle la boca que tenía un poco de sangre.