Tuno y perruno: las confesiones del sorprendente regreso televisivo de Fernando Martínez Maíllo

Fernando Martínez Maíllo, durante su aparición en el programa de La Sexta.

El político zamorano confiesa que lo pasó mal con los cambios, al pasar del Gobierno y ser número '3' del PP a verse relegado.

El zamorano Fernando Martínez Maíllo vive tras los cambios en el PP más alejado de los focos. Tras ser el hombre fuerte del día a día del partido y el encargado de dar la cara y marcar los mensajes durante muchos meses, la llegada de Pablo Casado supuso su salida de la primera línea que había ocupado con Rajoy. Fue recolocado como portavoz adjunto del partido en el Congreso y pasó a un segund plano.

 

Sin embargo, este miércoles ha protagonizado un sorprendente regreso televisivo en el programa 'El Intermedio' de La Sexta para una sección del programa sobre los políticos y su vocación de servicio público. Su tarea: ayudar a una pareja a cuidar de sus cinco perros. "Con algunos perros tengo más feeling que con algunas personas", ha dicho para aceptar el reto.

 

Mientras paseaba los perros con la periodista Tais Villas y entraban en un parque canino, ha aprovechado para hacer varias confesiones. Entre otras, que fue tuno en su época universitaria, que le encanta cantar (se arrancó con la popular 'Clavelitos'), ha llamado a su mujer en directo e incluso ha recogido los excrementos de uno de los perros. 

 

"Lo pasé mal. Como fue algo inesperado, sobre todo el cambio de Gobierno, pasar a la oposición, fue muy duro", ha reconocido sobre el repentino cambio de su papel político vinculado a la salida de Rajoy. Ha hablado de Villarejo, al que no conocía ("yo en 2009 estaba en Zamora tan ricamente").

 

"Que lo saquen cuanto antes. A mi abuelo le pegaron un tiro los falangistas. Yo no tengo ningún problema en decir que fue un dictador, afortunadamente llegamos a la democracia con el consenso de todos y si lo quieren sacar, que lo saque, pero que lo saquen ya. Lo que no estoy de acuerdo es que hagan de esto una cuestión política", ha dicho sobre la exhumación de los restos de Franco.

 

Sobre la llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP, que supuso su salida de la ejecutiva nacional, ha asegurado que tuvo "una relación muy estrecha con Pablo" cuando fue vicesecetario, "yo le coordinaba a él y ahora me manda a mí", ha dicho. Del presidente estatal de su partido, con el que comía todos los lunes (cosa que ya no hace), dice que gana cuando se le conoce. Lo que sí confesó es que las reuniones de vicesecretarios de los lunes acaban a las ocho de la noche cuando venía Rajoy, y con 'gintonics'. "Tengo muchas anécdotas con Rajoy, nos hemos recorrido España juntos", ha dicho.

 

"Me lo pasé muy bien, me gusta cantar", ha dicho sobre su etapa en la tuna universitaria. Tras plantearle la presentadora que se animara a cantar algo, ha cantado algunas estrofas de 'Clavelitos' no sin antes decir "me van a matar, me van a echar del PP". También llamó a su mujer en directo, que le calificó como un buen marido "aunque hay que estar muy encima de él". "Esto no estaba preparado", ha comentado divertido el zamorano.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: