Trabajadores Unidos rechaza el ERTE en las factorías de Renault y lo considera “un paro técnico en toda regla”
Cyl dots mini

Trabajadores Unidos rechaza el ERTE en las factorías de Renault y lo considera “un paro técnico en toda regla”

Cadena de montaje de Renault

“No se puede permitir que en una empresa con millones y millones de beneficios, más las subvenciones, mande a los trabajadores al paro”, explican en un comunicado.

El sindicato Trabajadores Unidos rechazó este lunes la posibilidad de que se aplique un ERTE en las factorías de Renault en Valladolid y Palencia al considerarlo “un paro técnico en toda regla”, y recuerda que en su artículo 30 el Estatuto de los Trabajadores recoge que “si el trabajador no pudiera prestar sus servicios una vez vigente el contrato porque el empresario se retrasará en darle trabajo por impedimentos imputables al mismo y no al trabajador, éste conservará el derecho a su salario”.

 

Este lunes ha comenzado el periodo de consultas a través del Comité Intercentros con la intención de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo tanto en las factorías de Renault Palencia como en Renault Valladolid. Desde Trabajadores Unidos denuncian que la dirección de la empresa “despedaza sin contemplaciones los derechos de los trabajadores”, con la “única pretensión de nuevamente segar por los pies a los trabajadores” y dejarles “totalmente inválidos a lo esencial, trabajar sin tener que pagar los imprevistos de las empresas”.

 

Según explican en un comunicado recogido por Ical, no aceptarán el ERTE por varios motivos, entre ellos que “no se puede permitir que en una empresa con millones y millones de beneficios, más las subvenciones, mande a los trabajadores al paro”. Es por ello que solicitan a la compañía que adecúe los ritmos de la cadena a la situación actual de la producción. 

 

Asimismo recuerdan que el sindicato no ha suscrito el acuerdo de la bolsa de horas ya que consideran que se trata de “una medida de flexibilidad para convertir la semana laboral en 6 días y dar a la empresa la jornada de los trabajadores a su antojo”. Además, apuntan que si finalmente se lleva a cabo este “nuevo atropello a la clase trabajadora”, ellos no estarán de acuerdo en que se aplique ERTE hasta que no hayan agotado de manera individual cada trabajador los 40 días en negativo que permite actualmente la bolsa de horas colectiva.