SOS de los trabajadores de Everest a las instituciones ante una situación "límite"

Los trabajadores del Grupo Everest han hecho un llamamiento este martes a las instituciones para conseguir "una solución" a los problemas que atraviesa la editorial leonesa, de la que dependen más de 320 familias y que se encuentra en una "situación límite y extrema".

Así lo ha asegurado el presidente del comité de empresa de Everest, Enrique Reguero, que ha explicado que los problemas de la empresa se remontan a 2012 y que en los últimos tres años los empleados han pasado por tres expedientes de regulación de empleo, el último de ellos en 2013 que supuso una reducción del 30 por ciento de la platilla e incluía una rebaja salarial y pérdida de derechos laborales. Un acuerdo que, según Reguero, "no ha sido suficiente" para Everest, pese a los recortes que han soportado los empleados, que ante esta nueva situación se sienten "defraudados y engañados" con la directiva de la editorial.

 

En este momento, Everest adeuda a sus trabajadores las pagas extras de junio y diciembre del pasado año y parte de la paga extra de marzo, así como la nómina del mes de diciembre. Una situación que "está socavando el ánimo y la moral" de los empleados, ha asegurado el comité de empresa, que ha añadido que Everest está planeando realizar un nuevo expediente de suspensión temporal de empleo, del que aún no existe confirmación oficial.

 

Por esta razón, los trabajadores han solicitado a todas las instituciones locales y regionales apoyo para una empresa que tiene 57 años de historia. "Si se muere Everest es otro trocito de esta provincia que se va al garete", ha insistido Reguero.

 

El presidente del comité de empresa también ha criticado la actuación de la Junta de Castilla y León que "no ha buscado una solución para una empresa que ha sido pionera y que es capital puro de la provincia de León". En este sentido, ha censurado que el Gobierno regional se haya implicado activamente en buscar una solución a otras empresas de la Comunidad como Campofrío en Burgos, Renault en Valladolid o Nissan en Ávila, mientras que en el caso de León no ha sido así. "Todos somos ciudadanos de esta Comunidad y merecemos el mismo trato y reconocimiento", ha añadido.

 

MOVILIZACIONES

 

Los trabajadores han creado la campaña en redes sociales #salvemosEverest y el miércoles, de 12.00 a 12.30 horas, se concentrarán en señal de protesta a las puertas de la editorial.

 

Además, están trabajando para realizar un acto reivindicativo cultural en el que contarán con escritores, músicos y deportistas de la provincia para "implicar a toda la sociedad leonesa" en "la lucha por salvar una empresa de tanta relevancia histórica como Everest".

 

Del mismo modo, Reguero ha dicho que los trabajadores no descartan más movilizaciones como ir a la huelga o protagonizar un encierro para conseguir que se escuchen sus reivindicaciones.