SMI: medida necesaria, fórmula incorrecta

Trabajadores asalariados

La histórica subida del Salario Mínimo Interprofesional ha sido la noticia económica de este comienzo de año, aunque paradójicamente no ha partido del consenso de las principales partes implicadas. Con todo, no hay nadie, ni empresarios ni sindicatos, y tampoco trabajadores, que dude de la bondad intrínseca de la medida. La crisis ha hecho estragos en el mercado laboral español, presa de una gran temporalidad y de la contratación por semanas e incluso días, y con millones de nóminas hundidas en los niveles más bajos de retribución. La mejora del empleo es obligatoria, y también en esto los implicados están de acuerdo. Y este SMI de 900 euros puede ser un primer paso.

 

Sin embargo, afloran dudas sobre la efectividad de aprobar por decreto la subida del salario mínimo. Y ahí es donde han surgido las críticas de patronal y sindicatos que coinciden en una cosa: la fórmula elegida no es la idónea. Un decreto asegura el titular de Telediario, también la fuerza de la ley, pero para que este año las nóminas más bajas suban hasta este nuevo nivel mínimo no basta con aprobarlo en Consejo de Ministros. Más aún si se hace al margen del procedimiento habitual, el de la mesa del Diálogo Social. Romper con este paso puede ser, y seguramente ha sido, contraproducente.

 

Los salarios se establecen en los convenios laborales. Es en la negociación de estos convenios donde hay que hablar para que no haya ninguna categoría por debajo de esos 900 euros/mes

 

Los salarios se establecen en los convenios laborales, ya sean de sector o de empresa, de ámbito estatal o territorial. Los pactan las partes habilitadas: CEOE y sus asociadas, la única patronal representativa, y los dos sindicatos de clase, CCOO y UGT. Es en la negociación de estos convenios donde hay que hablar para que no haya ninguna categoría por debajo de esos 900 euros/mes. Y esa negociación va a ser menos fluida ahora.

 

El motivo es que el Gobierno, queriendo o sin querer, le ha hecho un 'feo' a la patronal, que se ha visto desairada y ninguneada. Ya advierte que "la medida tendrá consecuencias negativas en la contratación pública pactada con las empresas y también en los convenios colectivos en vigor". ¿Significa eso que CEOE se niega a la subida del salario mínimo? No. De hecho, ya había un acuerdo, con el anterior Gobierno, para incrementar el SMI en el que se había demostrado que todas las partes querían mejorar salarios.

 

Ningún sueldo subirá por decreto mientras no se cambien los convenios y, más importante, el equilibrio de fuerzas que tan trastocado quedó tras la reforma laboral

 

El problema es el cambio de paso. Lo previsto es que llegara a los 850 euros en 2020: la nueva senda marcada por el Ejecutivo adelanta plazos y sube un poco más la cantidad. Un cambio de planes que puede bastar para dar al traste con el entramado de acuerdos necesario para que la subida del SMI sea real. Cosas como dar prioridad a los convenios de sector, más generosos, o limitar ultraactividad o descuelgues, hacen el caldo necesario para que el mercado laboral pueda ofrecer mejores sueldos. De todo ello se lleva meses, años, hablando para conseguir avances pactados con gran esfuerzo negociador, una prueba de la validez del Diálogo Social con mayúsculas. Todo eso queda en entredicho al utilizar una fórmula que deja fuera de juego a uno de los actores.

 

El salario mínimo debe alcanzar esos 900 euros, es más, debe seguir la senda de otros países europeos que tienen sus sueldos de entrada al mercado laboral bien por encima de los mil euros. Pero de nada sirve anunciarlo sin más: ningún sueldo subirá por decreto mientras no se cambien los convenios y, más importante, el equilibrio de fuerzas que tan trastocado quedó tras la reforma laboral. Es ahí donde sí pueden funcionar los decretos que todavía se esperan.

Comentarios

¡¡GILIPOLLAS NO SOMOS¡¡ 08/01/2019 17:47 #2
cuando el salario minimo sea de 1500 para todos habá Democracia,mientras tanto,,obras son amores...¡¡GILIPOLLAS -COMO ELLOS- NO SOMOS MILLONES DE CIUDADANOS¡¡
Pablo 08/01/2019 09:06 #1
El SMI por definición se aprueba por decreto no por convenio. Es el suelo legal que el Estado establece y sobre el que se desarrolla la negociación colectiva. Por tanto, podrá ser razonable criticar que la patronal no esté de acuerdo, pero no que se utilice la vía legal para modificar el SMI, es su propia naturaleza

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: