Silván asegura que la autovía León-Braganza "no toca" ni a corto ni a medio plazo

Silván, en los premios Innova del Diario de León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha insistido este martes en la necesidad de priorizar las necesidades de la Comunidad Autónoma y se ha mostrado convencido de que la autovía León-Braganza "no toca" ni a corto ni a medio plazo.

"Mal que le pese, hoy no toca", se ha reafirmado el consejero quien, tras recordar que se trata de un proyecto internacional que afecta a dos países hermanos y limítrofes, ha insistido en su convencimiento de que la León-Braganza no es una conexión prioritaria ni para España ni para Portugal, como tampoco lo fue, ha recordado, para el anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero quien "ni la incluyó en su planificación estratégica".

 

Tras acusar al PSOE de utilizar este asunto como un arma arrojadiza contra la Junta, Antonio Silván ha preguntado al procurador socialista José Ignacio Martín Benito dónde ha vivido en estos años de "fuerte y profunda" crisis económica que ha obligado a priorizar los proyectos, desde la aclaración de que la Junta tampoco renuncia a la León-Braganza.

 

"¡Qué frágil es la memoria del hombre!", ha exclamado Martín Benito, quien ha recordado a Silván que en 2009 calificó esta conexión por autovía de "irrenunciable" por lo que le ha tildado de "mal consejero" pero de "excelente" bailador de la yenka por sus pasos adelante y hacia atrás.