Satse acusa al gerente del Complejo de León de querer poner en marcha de forma ilegal una unidad de gestión clínica
Cyl dots mini

Satse acusa al gerente del Complejo de León de querer poner en marcha de forma ilegal una unidad de gestión clínica

El Sindicato de Enfermería (Satse) de León ha acusado al gerente del Complejo Hospitalario de León de querer poner en marcha de forma ilegal mañana, 1 de abril, en plena Semana Santa, una unidad de gestión clínica en el Servicio de Traumatología.

Satse rechaza esta pretensión al considerarla "claramente ilegal", ya que no se ha aprobado ni publicado aún la normativa que desarrolla el Decreto por el que se regulan estas unidades a nivel regional.

 

Así, para la constitución legal de una unidad de gestión clínica es necesario que el proyecto sea abordado en la Mesa Sectorial de Sanidad de la Comunidad y debe publicarse en el Bocyl por orden del consejero de Sanidad, algo que no se ha producido en este caso, tal y como advierte el sindicato a través de un comunicado.

 

Además, Satse censura que el gerente ha decidido ponerla en marcha en plena Semana Santa, y sin que todos los trabajadores hayan sido informados de la misma, por lo que el personal afectado por su creación se siente amenazado al desconocer el proyecto. "Así, los profesionales que quedan trabajando estos días añaden a la falta de sustituciones, la creación con alevosía de una unidad de gestión clínica", denuncia.

 

Sus quejas se extienen al hecho de que en una reunión mantenida con el gerente para pedir información sobre esta unidad el interpelado ha justificado la creación de la unidad de gestión clínica no con razones de mejora asistencial sino con que, textualmente, "o te mueves o te mueven", lo que, a su juicio, demuestra que existen presiones por parte de la Gerencia Regional de Salud para poner en marcha estas unidades de gestión clínica.

 

Por ello, considera "intolerable" este extremo porque supone que existe una obligatoriedad para unos proyectos que se supone que deben partir de los profesionales de los servicios en que se implantarían y que se obvia totalmente el procedimiento legal a seguir para su constitución, "lo que deja totalmente indefensos a los profesionales sanitarios".

 

Este modo de proceder del gerente, continúa Satse, hace surgir dudas sobre la voluntaria incorporación de los profesionales a las mismas que resaltó la Consejería de Sanidad al aprobar el Decreto autonómico que regula la constitución y funcionamiento de las unidades de gestión clínica, que ya ha sido impugnado en los tribunales por el sindicato.