Sara Carbonero desvela su mayor miedo

SARA CARBONERO

La periodista quiere concienciar sobre el drama del acoso escolar.

Sara Carbonero ha vuelto a escribir en su blog para hablar de uno de mayores problemas de la sociedad actual: el acoso escolar. Miles de niños sufren esta pesadilla día a día, algo que ha hecho que Mediaset lance la campaña Se buscan valientes.

 

La periodista se ha querido sumar a esta iniciativa para concienciar desde su espacio en ELLE de la problemática que viven miles de jóvenes y adolescentes que tienen que hacer frente a determinados insultos y vejaciones.

 

Para Sara Carbonero esto no es algo que deba pasar desapercibido para la sociedad porque como ella misma explica: "Aunque parezca mentira, hay quien todavía le quita hierro a este asunto (he escuchado a personas que tratan de suavizarlo) diciendo que no es nada nuevo, que siempre ha ocurrido. Siempre han existido "los malotes" en los colegios. Niños que se aprovechaban de la debilidad de otros niños, les insultaban, les menospreciaban... Todos nos hemos reído del "gordito" o el "cuatro ojos" de la clase pero no pasaba nada. Permitidme que dude de esta afirmación, lo de que no pasaba nada... ¿Alguno de vosotros habéis hablado con alguien que haya sufrido estos insultos?".

 

Y la mujer de Iker Casillas pone en las víctimas el punto de mira: "Una vez incluso, conocí a una persona que cuando le pregunté si le gustaría volver a su infancia me respondió que no, precisamente porque sufrió este tipo de situaciones. No nos engañemos, esto ha ocurrido desde siempre, sí, pero claro que pasaba algo, pasaba mucho y si no preguntemos a las víctimas".

 

Por esta razón, Sara tiene muy claro lo que se debe hacer: "Nadie merece, y menos un niño, que se le acose e insulte o se le haga sentir vulnerable, que no vale nada. Debemos luchar por dar a nuestros niños (víctimas, acosadores, testigos) las herramientas necesarias para manejar este tipo de situaciones".

 

Una lucha en la que la periodista está muy solidarizada por su condición de madre: "Una vez que eres madre o padre, no hay nada que pueda dolerte más que el sufrimiento de un hijo. Este pensamiento ronda la mente de los padres mucho más de lo que nos gustaría y aunque todos sabemos que algún día tendrán que conocer el sufrimiento y la decepción, nunca estamos preparados para ello".