Sanidad y las comunidades estudian retrasar las segundas dosis para vacunar a más población
Cyl dots mini

Sanidad y las comunidades estudian retrasar las segundas dosis para vacunar a más población

(Foto: ICAL)

Sanidad pone sobre la mesa retrasar las segundas dosis más allá de lo recomendado para llegar con el primer pinchazo a una mayor parte de la población.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas están estudiando ya un cambio importante en la estrategia de vacunación, que serviría para adaptarse a las nueva situación creada por los constantes problemas con las vacunas suministradas, caso de AstraZeneca y Janssen, cuyo uso se interrumpe e impide que llegue el flujo de vacunas necesario. Mientras las farmacéuticas producen más, la idea sería retrasar las segundas dosis todo lo posible y llegar a más personas con las dosis disponibles, como recomiendan muchos expertos.

 

El diario 'El País' avanza que el Sanidad y las comunidades están estudiando cambiar la estrategia de vacunación y retrasar la administración de la segunda dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna, que hasta ahora se inyectaban a los 21 y 28 días de la primera, posponiendo la segunda dosis en algunos casos y circunstancias. El cambio, importante, se debatiría este martes en la comisión de salud pública, el órgano previo al consejo interterritorial, como se prevé con otras medidas como prohibir definitivamente fumar en terrazas.

 

Sanidad ha propuesto administrar la segunda dosis ocho semanas después de la primera en las personas menores de 80 años. Los mayores de esta edad, de los cuáles casi el 100% ya están vacunados, recibirían el segundo pinchazo en el plazo ordinario. Hasta 42 días se podrían retrasar las segundas dosis.

 

Todas las vacunas operativas en este momento en España requieren de dos dosis y se espacian un período concreto según su ficha, pero muchos países ya han decidido saltarse esa recomendación y poner las segundas dosis más tarde. A favor, que las tres vacunas proporcionan una eficacia superior al 75-80% con la primera dosis y que se llega a más gente. En contra, claro está, saltarse las prescripciones técnicas. En un momento en el que no terminan de llegar las vacunas necesarias, parece una alternativa.

Noticias relacionadas