Sanidad pide limitar su consumo por el mercurio, ¿cuánto pescado podemos comer a la semana?

Te contamos la lista de pescados con mayor concentración de mercurio. ¿Qué pasa por tener mercurio en nuestro cuerpo?

La Agencia Española de Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) del Ministerio de Sanidad ha revisado sus recomendaciones sobre el consumo de pescado por la presencia de mercurio, un contaminante que puede estar presente en este alimento y que supone un riesgo para determinados grupos vulnerables.

 

En concreto, detalla la Agencia, las mujeres embarazadas, que estén planeando un embarazo o en periodo de lactancia, así como los niños, son la población más vulnerable ante este metal pesado, ya que puede afectar al sistema nervioso central, que todavía está en desarrollo, bien por el consumo directo o a través de la placenta y la leche materna.

 

Por ello, se recomienda a estos grupos limitar el consumo o evitar determinados pescados por su alta concentración de mercurio. En este sentido, la AESAN detalla que la cantidad de mercurio está relacionada con la posición de cada especie en la cadena trófica, de tal manera que la carne de peces depredadores, de gran tamaño y más longevos contiene concentraciones más altas.

 

Así, el pez espada, el atún rojo, el tiburón y el lucio se consideran especies con alto contenido en mercurio.

 

Se recomienda evitar el consumo de estas especies a las mujeres embarazadas, que estén planificando estarlo o en periodo de lactancia, así como a los niños de hasta 10 años. Para niños de entre 10 y 14 años, en cambio, la AESAN aconseja limitarlo a 120 gramos al mes.

 

En cuanto a los pescados de medio y bajo contenido en mercurio, se recomienda tomar entre tres y cuatro raciones por semana para la población vulnerable, procurando variar entre pescados blancos y azules. Para la población general, la Agencia recomienda consumir tres o cuatro raciones semanales de pescado -de todas las especies-, de nuevo, alternando entre pescado blanco y azul.

 

En cualquier caso, este organismo recuerda que comer pescado es seguro y saludable y que la legislación europea establece límites máximos de mercurio.

 

¿QUÉ PASA POR TENER MERCURIO EN NUESTRO CUERPO?

 

Concentrar altas cantidades de mercurio en nuestro cuerpo podría afectar al desarrollo del sistema nervioso central. Por eso en los adultos no supone ningún problema la ingesta de estos pescados pero sí se recomienda que los niños o las mujeres embarazadas eviten su consumo.

 

Tampoco sería apropiado comer este tipo de pescados para los menores de diez años. En cuanto a los jóvenes de entre 10 y 14 años se recomienda limitar su consumo a 120 gramos al mes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: