Rusia se queda sin Juegos Olímpicos y Mundial de fútbol por sus escándalos de dopaje

Medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La agencia mundial antidopaje sanciona por primera vez de manera global a un país: cuatro años sin poder acudir a grandes competiciones.

Rusia no podrá participar durante los próximos cuatro años en grandes competiciones internacionales como país para cumplir una sanción por sus escándalos de dopaje. La sanción, la mayor de la historia de la lucha contra el doping, se ha conocido este lunes en Lausana y deja a las selecciones rusas sin poder acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 o el Mundial de fútbol.

 

Las autoridades deportivas rusas están desde hace tiempo en el punto de mira de las autoridades mundiales antidopaje. La acumulación de casos y las sospechas de un sistema 'oficial' de dopaje 'de estado' han ido apartando a muchos deportistas de las grandes citas internacionales, mientras los atletas 'llimpios' tenían que competir bajo bandera neutral. En la investigación iniciada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se ha encontrado culpable a Rusia por manipular los datos de laboratorio entregados a los investigadores en enero de 2019 en el expediente por sus casos de trampas.

 

El comité ejecutivo de la AMA había citado este día 9 de diciembre a las autoridades rusas para comunicarles una decisión, la de sancionar a todo su deporte por cuatro años, que se tomó de manera unánime en una reunión celebrada en Lausana (Suiza). Los deportistas que demuestren su limpieza pasando controles y cumpliendo con los códigos antidopaje podrán competir bajo bandera neutral.