Renault Clio 1.0 TCe 100 CV R.S. Line: el primero de la clase

Nos ponemos al volante de la quinta generación del Clio, que entra con mucha fuerza para liderar uno de los segmentos más importantes del mercado, el de los utilitarios.

Con quince millones de ejemplares vendidos, Renault lanza al mercado la quinta generación de uno de sus iconos. Desde su primera aparición en 1990, el Clio se ha convertido en el éxito de ventas del Grupo Renault en el mundo. Además, este vehículo, proclamado automóvil preferido de los franceses en varias ocasiones, se alzó en 2013 con el título de líder del segmento B en Europa. Entre 2012 y 2018, cada año se han ido vendiendo más unidades que el año anterior. Ahora, la última en llegar, promete.

 

MÁS COMPACTO Y ATRACTIVO

 

Con una línea claramente continuista, el nuevo Clio es ahora más compacto que su predecesor. De hecho, es 12 milímetros más corto (4050 mm de largo y 1798 mm de ancho), 8 milímetros más bajo (1440 mm de altura), todo ello para ganar en eficacia aerodinámica. Nosotros hemos probado el nuevo acabado R.S. Line, que plantea una estética más deportiva, tanto en su carrocería como en su interior.

 

Este nivel de acabado, que sustituirá gradualmente a la actual GT-Line, se distingue por su rejilla de calandra en nido de abeja, sus llantas de aleación de 17’’ específicas y una parte trasera provista de un acabado más deportivo. En el interior, se vuelven a encontrar otros elementos identitarios de la firma como los asientos sport con sujeción reforzada, inserciones con un look carbono, un volante deportivo de cuero perforado marcado con el doble rombo R.S, pedales de aluminio y, por último, un ambiente de color negro salpicado de pespuntes y ribetes rojos. Nuestra unidad de pruebas lucía el nuevo color Azul Celadón, que nos parece muy recomendable.

 

El habitáculo del nuevo Clio nada tiene que ver con su predecesor. Ahora no sólo se aprecia a primera vista un nuevo diseño, sino que Renault ha echado el resto para aplicar mayor calidad en todos los rincones del mismo. Destaca el puesto de conducción, que ahora se asemeja mucho más al de un coche de mayor tamaño y categoría. Gracias a la variedad de reglajes que aportan tanto el volante como el asiento, podemos conseguir la postura ideal independientemente de la estatura del conductor. Los asientos deportivos de la versión R.S. Line son muy ergonómicos y, sobre todo, envolventes. De este modo, el cuerpo siempre se mantiene en su sitio cuando abordamos las curvas.

 

La arquitectura del maletero se ha optimizado para conseguir una forma lo más cúbica posible, y el sistema de audio premium BOSE se ha integrado por completo. De este modo, no le resta nada al volumen del maletero, que alcanza 391 litros -que se suman a los 26 litros de los compartimentos portaobjetos interiores- y ofrece el mejor volumen de la categoría. El doble piso facilita la carga y con los asientos traseros abatidos se consigue un piso plano. Debajo del piso hay sitio para ubicar una rueda de repuesto.

 

MOTOR ALEGRE Y EFICIENTE

 

El modelo que hemos podido probar disponía del nuevo motor de gasolina 1.0 TCe (3 cilindros turbocomprimido), que es fruto de las sinergias de la Alianza con Nissan. Reúne las últimas tecnologías como un turbocompresor con válvula de descarga con mando eléctrico, un colector de escape parcialmente integrado en la culata, distribución de calado variable hidráulico doble en la admisión y el revestimiento específico de acero de los cilindros (Bore Spray Coating). Para más adelante se ofrecerá una versión bicarburación GPL.

 

Con 100 CV y 160 Nm de par, este motor de nueva generación gana 10 caballos y 20 Nm con respecto al TCe 90 al que sustituye, a la vez que reduce el consumo y las emisiones de CO2 (100 g/km). Ahora es un propulsor más refinado, mejor aislado y, sobre todo, mucho más prestacional que el motor que reemplaza. En definitiva, es un propulsor alegre en su respuesta y más que competente como para cubrir las necesidades que se esperan en un bloque de este tamaño y potencia.

 

Asociado a esta motorización, se encuentra una transmisión de cinco velocidades más que correcta por rapidez y tacto. Además, ofrece unos desarrollos muy bien elegidos para sacar lo mejor del motor sin que los consumos y las emisiones se vean penalizados. De hecho, durante nuestro recorrido de pruebas, registramos una media ponderada que se situó sobre los 6,1 litros.

 

El nuevo Renault Clio está desarrollado sobre la base de la nueva plataforma modular CMF-B, que está concebida para acoger versiones híbridas. El equilibrio general del chasis y el guiado del tren trasero han mejorado con respecto a la generación anterior. Gracias a ello, ahora encontramos un coche aún más noble que transmite una sensación de seguridad enorme en todo tipo de circunstancias. Sin duda, estamos ante una auténtica referencia dentro de su categoría.

 

Especial mención merece la dirección, que ahora es más manejable y reactiva gracias a una relación de desmultiplicación; pasa de 15,2 a 14,4. El retorno de información en el volante es asimismo más fiable. Combinado con una mayor rigidez del tren delantero, esto mejora la precisión del posicionamiento del vehículo en su carril. Además, la disminución del radio de giro de 10,8 a 10,5 metros mejora la maniobrabilidad en ciudad.

 

EQUIPAMIENTO DE ÚLTIMA GENERACIÓN

 

Para finalizar, el nuevo Clio da un gran salto en cuanto a equipamiento se refiere. Destacan los nuevos asistentes a la conducción, como el regulador de velocidad adaptativo, conmutador automático de las luces de carretera, frenada de activa de emergencia, alerta de ángulo muerto, reconocimiento de señales con aviso de exceso de velocidad, alerta de cambio de carril con asistente para el mantenimiento del mismo, cámara de 360°, radar de proximidad delantero, trasero y latera, cámara de marcha a atrás y asistente de estacionamiento automático. También cuenta con otras novedades interesantes, como la instrumentación virtual y la nueva pantalla multifunción de hasta 10 pulgadas.

 

El nuevo Renault Clio ya está disponible en las concesiones oficiales de Renault Arroyo, Valladolid Automóvil y VASA. El modelo de acceso se puede adquirir desde 11.065 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: