Pasan a disposición judicial los dos detenidos tras el tiroteo en San Andrés del Rabanedo
Cyl dots mini

Pasan a disposición judicial los dos detenidos tras el tiroteo en San Andrés del Rabanedo

Los detenidos poseen numerosos antecedentes policiales y con anterioridad han cumplido condenas en prisión por hechos similares.

La Policía Nacional ha puesto a disposición del Juzgado de Instrucción, en funciones de guardia, de León, a los dos varones, de 38 y 31 años, detenidos tras el tiroteo ocurrido en la tarde del pasado día 31 de julio en una zona de bares en la avenida San Ignacio de Loyola de San Andrés del Rabanedo, como presuntos autores de delitos de tentativa de homicidio, lesiones y tenencia ilícita de armas.

 

La tarde-noche del sábado 31 de julio se produjo un tiroteo en la avenida San Ignacio de Loyola, de San Andrés del Rabanedo, por el que resultó herida una mujer con varios impactos producidos por los disparos y rebotes en el marco de una discusión en la terraza de un bar.

 

Gracias a la colaboración ciudadana y a la actuación de las patrullas policiales, agentes de la Comisaría de San Andrés localizaron rápidamente el vehículo en el que habían huido los presuntos autores de los disparos, procediendo a su detención.

 

Tras la detención fueron intervenidas en el interior del vehículo el arma utilizada, una escopeta de cañones recortados, con la numeración borrada, munición para la misma, varias armas blancas, bates y un calcetín lleno de monedas utilizado como arma manual artesanal.

 

Fruto de la investigación se ha confirmado que el tiroteo derivó de una disputa previa entre clanes de la zona que mantienen un permanente enfrentamiento, según el comunicado de la Subdelegación del Gobierno recogido por Europa Press.

 

En la tarde del 31 de julio se enzarzaron en una escalada de enfrentamientos verbales y reyertas en diversas ubicaciones de la zona, lo que concluyó en el posterior tiroteo.

 

Los detenidos habían llegado en el vehículo a las inmediaciones de los bares de la avenida San Ignacio provistos de la escopeta recortada y un arsenal de instrumentos contundentes, dispuestos a vengarse de afrentas sucedidas esa misma tarde en la zona, recibidas por ellos y otras personas de su clan.

 

Los dos detenidos, con numerosos antecedentes policiales y que con anterioridad han cumplido condenas en prisión por hechos similares, han sido puestos a disposición judicial.