Otro verano sin fiestas en los pueblos de Castilla y León: Lo que pueden y lo que no pueden organizar los ayuntamientos
Cyl dots mini

Otro verano sin fiestas en los pueblos de Castilla y León: Lo que pueden y lo que no pueden organizar los ayuntamientos

Verbena en Ávila. (Foto: Archivo).

La Junta ha editado una guía en la que recoge las medidas y las actividades que se pueden organizar para la celebración de fiestas populares en el nivel 1 de alerta en el que se encuentra la Comunidad en este momento.

El coronavirus no cede y la necesaria prudencia para evitar que el virus siga extendiéndose se impone en distintos ámbitos. Y las tradicionales fiestas en los pueblos de toda la Comunidad no son una excepción. Este verano, al igual que el anterior, los municipios no celebrarán sus fiestas como hasta ahora las conocíamos debido a las restricciones y limitaciones que la pandemia obliga a imponer.

 

Algunos ayuntamientos ya han anunciado que este año no habrá fiestas más allá de alguna que otra actividad cultural, mientras que otros optan por empezar a programar otras propuestas lúdicas para la programación festiva estival. Los llamamientos a la prudencia no han dejado de repetirse. Hace apenas unos días desde la Junta de Castilla y León pedían a los municipios y a sus alcaldes colaboración para evitar que este incremento de casos registrado en los últimos días siga produciéndose.

 

Además, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha remitido una carta a los alcaldes de toda la Comunidad con este mismo mensaje. Es necesaria la prudencia para frenar lo que ya apunta a una quinta ola del virus. Y es que la situación preocupa, ya que en apenas unos días se ha revertido la tendencia y la incidencia del virus se ha vuelto a disparar, aunque la situación sigue contenida en los hospitales.

 

Para ayudar a los ayuntamientos a conocer las medidas y las restricciones en relación a las fiestas populares y en el nivel 1 de alerta, el Ejecutivo regional ha publicado una guía práctica en la que recoge la normativa vigente en la materia y las medidas y aforos establecidos para la celebración de diferentes actos.

 

Así, algunas de las citas más tradicionales en los pueblos de Castilla y León no podrán celebrarse y para otras será necesaria la autorización de las autoridades sanitarias, que valorarán la situación en relación con la situación sanitaria, mientras que otras podrán celebrarse con aforos o algunas restricciones.

 

Toros y encierros

 

Los espectáculos taurinos mayores y los concursos de cortes podrán celebrarse con el 75% de aforo en la plaza, 1,5 metros de distancia entre grupos de convivientes si no hay asientos fijos o un asiento de distancia si son asientos fijos, uso de mascarilla si no se puede guardar la distancia de seguridad y se permite comer y beber.

 

Por su parte, los encierros urbanos y mixtos, al igual que vaquillas y capeas, no se permiten con carácter general, por la aglomeración de personas participantes y público, mientras que los encierros de campo precisarían de evaluación previa del riesgo sanitario, por lo que, junto con la solicitud de autorización del festejo, tendría que adjuntarse la información necesaria para ello (con al menos 10 días naturales de antelación al día del festejo).

 

Espectáculos taurinos tradicionales: Por su semejanza con encierros urbanos o mixtos o por tratarse de una suelta de reses en vía pública, se considera que no se permiten, con carácter general, por la aglomeración de personas.

 

Fuegos artificiales, toros de fuego y pasacalles de fuego

 

Los fuesgos artificiales se pueden realizar, sin necesidad de evaluación del riesgo sanitario, si se realicen de tal manera que los espectadores puedan observar los mismos sin necesidad de desplazamientos o sin que produzcan aglomeraciones y que se arbitren mecanismos que eviten aglomeraciones en las zonas en las que tradicionalmente se reúnen los transeúntes a observar el espectáculo, cercando tales espacios si resultara preciso o controlando el aforo de tales zonas, creando al efecto, recintos de visualización de espectáculos, que tendrán un aforo de un 75% con un máximo de 1.000 personas. Si no se cumplen ambas condiciones es necesaria la previa evaluación del riesgo sanitario.

 

Correfuegos y pasacalles de fuego: Sí se pueden desarrollar si el espectáculo se desarrolla en un recinto acotado, en el que se cumplirán el aforo máximo del 75%, con un máximo de 1.000 personas Si el espectáculo no se desarrolla en un recinto acotado, no se considera adecuado, puesto que no hay control de aforo y se pueden producir aglomeraciones de personas que comprometan el cumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal. Es necesaria previa evaluación del riesgo sanitario por parte del Servicio Territorial de Sanidad de la provincia donde pretenda realizarse, con al menos, diez días hábiles de antelación a la fecha de celebración del evento.

 

Toros de fuego: la propia actividad impide garantizar el cumplimiento de la distancia de seguridad, por lo que no podrían celebrarse.

 

Atracciones, ferias y mercados

 

En las atracciones de feria se ha establecido un aforo del 75% por cada fila en las atracciones con asientos, mientras que en las atracciones sin asientos, el 50% de la capacidad de la instalación si es posible mantener la distancia de seguridad interpersonal, y si no es posible, el 30% de aforo. Cuando todas las personas usuarias residan en el mismo domicilio, podrán ser utilizados todos los asientos del elemento.

 

Castillos hinchables y similares: Dichas atracciones carecen de asientos y no es posible garantizar la distancia de seguridad entre los usuarios no convivientes, por lo que deben ser utilizadas con un aforo máximo del 30%. Adicionalmente, deberán seguirse las medidas de higiene y desinfección regulares y diarias.

 

Mercados y ferias comerciales: Aforo máximo del 75%, considerando que debe computarse 1 persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio computable de superficie del recinto excluida la ocupada por los puestos de venta. Para garantizar su aplicación efectiva, esto puede implicar el cierre perimetral del área y el control del acceso de clientes. Deberán exponer al público el aforo máximo de dichas zonas y asegurar que este, así como la distancia de seguridad interpersonal, se respetan en su interior. La distancia entre los puestos de venta será de, al menos, 1,5 metros, salvo que estos se encuentren ubicados dentro de estructuras rígidas o semirrígidas que impidan el contacto entre ellos.

 

Pruebas deportivas y juegos populares

 

Competiciones no oficiales: mascarilla si existe contacto físico. Si se realizan al aire libre se han establecido grupos de máximo 30 personas y distancia entre grupos de 4 metros, mientras que si se realizan en espacio cerrado serán un máximo de 25 personas en actividades sin superar el 85% de aforo de la instalación. Se precisa la evaluación del riesgo sanitario si se realizan fuera de instalaciones deportivas convencionales y espacios deportivos singulares.

 

Competiciones oficiales: Según protocolo del Consejo Superior de Deportes. No se necesita mascarilla. El aforo y las medidas son las mismas que para las competiciones no oficiales.

 

Juegos populares como rana, petanca o sogatira: Se pueden celebrar sin necesidad de previa evaluación del riesgo sanitario si el número de asistentes no supera los 1.000 al aire libre o 500 en espacio cerrado, si no implica aglomeración de personas, si es posible el cumplimiento de la distancia de seguridad y si se cuenta con una organización que permita la aplicación de las medidas de control de virus respiratorios. Si no se cumplen todas esas condiciones, se necesitará evaluación previa del riesgo sanitario.

 

Verbenas, desfiles, conciertos, cine o circos

 

Verbenas y discomóvil: Aforo del 75% del recinto que se acote al efecto, con un máximo de 1.000 personas. Se debe guardar la distancia de seguridad entre grupos de no convivientes. Se identificarán áreas o zonas diferenciadas que permita mantener la distancia de seguridad interpersonal. Entre las distintas áreas deberá respetarse zonas de paso que permitan la circulación de personas. Se puede comer y beber durante el espectáculo. Se permite bailar siempre que se guarde la distancia de seguridad entre no convivientes. Se precisa uso de mascarilla. No se precisa evaluación de riesgo sanitario.

 

Pasacalles musicales y desfiles: Para su desarrollo es necesario acotar un espacio o recinto, no permitiéndose en la vía pública sin acotar dado que se pueden producir aglomeraciones. En el espacio que se acote, que puede ser una o varias vías públicas, se guardará el aforo del 75% con un máximo de 1.000 personas. Está permitido que el público se encuentre de pie. Deberá respetarse la distancia de seguridad interpersonal y el uso de mascarilla. Con tales condiciones, no precisa evaluación del riesgo sanitario.

 

Conciertos, circo, cine de verano: Aforo del 75% del local o recinto donde se desarrolle, con un máximo de 1.000 personas al aire libre y 500 en espacios cerrados. Está permitido que el público se encuentre de pie. Si se habilitan asientos y estos están preasignados y se cuenta con entradas numeradas, no se computa el límite de las 1.000 personas, sino sólo el 75% del aforo. Deberá respetarse la distancia de seguridad interpersonal y el uso de mascarilla. Si hay asientos preasignados, en caso en que esto sean fijos, basta con mantener un asiento libre. Si los asientos no fueran fijos, hay que guardar el 1,5 metros entre grupos de convivencia. Se permite comer y beber durante los espectáculos. No se precisa evaluación del riesgo sanitario.

 

Teatro de calle: Es necesario acotar un espacio o recinto, no permitiéndose en la vía pública sin acotar dado que se pueden producir aglomeraciones. En el espacio que se acote, que puede ser una o varias vías y espacios públicos, se guardará el aforo del 75% con un máximo de 1.000 personas. Está permitido que el público se encuentre de pie. Si se habilitan asientos y estos están preasignados y se cuenta con entradas numeradas, no se computa el límite de las 1000 personas, sino sólo el 75% del aforo. Deberá respetarse la distancia de seguridad interpersonal y el uso de mascarilla. Si hay asientos preasignados, en caso en que esto sean fijos, basta con mantener un asiento libre. Si los asientos no fueran fijos, hay que guardar el 1,5 metros entre grupos de convivencia. Se permite comer y beber durante los espectáculos. Con tales condiciones, no precisa evaluación del riesgo sanitario.

 

Romerías, procesiones y misas patronales al aire libre

 

Romerías y procesiones: Se pueden celebrar al aire libre si el recinto donde se realicen esté acotado, no se pueden desarrollar en la vía pública sin acotar un espacio destinado a ello. El aforo máximo del recinto es del 75% con un máximo de 1.000 personas, se debe guardar la distancia de seguridad entre los asistentes y se debe disponer de una organización que permia la aplicación de medidas de control de transmisión de virus respiratorios. No precisan evaluación del riesgo sanitario con tales condiciones. No se pueden desarrollar si no se cumplen tales condiciones.

 

Misas al aire libre: Es preciso acotar un recinto con un aforo del 75%, sin límite de personas. Para aforos superiores se precisará de evaluación del riesgo sanitario, que deberá solicitarse al Servicio Territorial de Sanidad de la provincia, con al menos, 10 días hábiles de antelación al de la celebración.

 

Otras actividades festivas

 

Fiestas de la espuma: No están permitidas, dado que no se garantiza el cumplimiento de la distancia de seguridad y la mascarilla carece de utilidad dada la humedad que le es propia.

 

Paelladas y comidas populares al aire libre: se pueden celebrar sin necesidad de previa evaluación del riesgo sanitario si el número de asistentes no supera los 1.000 en espacio al aire libre y 500 en espacio cerrado, si no implica aglomeración de personas, si es posible el cumplimiento de la distancia de seguridad y si se cuenta con una organización que permita la aplicación de las medidas de control de virus respiratorios. Si no se cumplen todas esas condiciones, se necesitará evaluación previa del riesgo sanitario.

 

Juego de las chapas: No se autorizarán, ni en espacios interiores ni en exteriores, dada la dinámica y desarrollo propios del juego, que impiden mantener la distancia de seguridad.

Comentarios

sin cabeza 13/07/2021 17:18 #2
total mente d acuerdo ,esto es una vergüenza con las fiestas ,toros todos bien cerquita ,luego se cierra la hostelería y la culpa son los jóvenes,pero y los pueblos barbacoas,en Avila la hoguera d san Juanysuma y sigue,es más importante las fiestas y borracheras que la Salud pero toca la muerte al que menos lo espera ,pues a seguir con las fiesta
consu 13/07/2021 09:27 #1
Como dijo sabiamente un representante público local (debe ser la excepción de los que tienen sentido común y responsabilidad) el año pasado: "Fiestas podrá haber en otro momento. Vidas sólo hay una". Cuantos ediles (I)rresponsables debería tomar nota.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: