Multa de 6.000 euros a un joven por una fiesta ilegal a la que no fue y donde suplantaron su identidad
Cyl dots mini

Multa de 6.000 euros a un joven por una fiesta ilegal a la que no fue y donde suplantaron su identidad

El joven que ha recibido una multa de 6.000 euros por una fiesta ilegal a la que no fue. Foto: Ical

Sancionan a un joven con 6.002 euros por una fiesta en una finca durante el primer estado de alarama a la que no acudió al dar un asistente un nombre falso. Esa madrugada de sábado a domingo tenía turno en la fábrica en la que trabaja.

El segoviano Francisco de Borja Tejedor Tapias se enfrenta a una petición de 6.002 euros, remitidos por la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, por dos multas por asistir a una fiesta ilegal y por no dejar pasar a los agentes de la Policía Local al interior de la finca. La propuesta de sanción le llegó a su domicilio porque una persona que sí estuvo en la fiesta dijo llamarse Paco Tejedor Tapias y se negó a facilitar su DNI, mientras que el denunciado estaba, ese día y a esa hora, en otro municipio, en su puesto de trabajo.

 

Borja Tejedor ha puesto su caso en manos de una abogada para acabar cuanto antes con este error y poder volver a su vida normal. La letrada Eva Martín Peñas, en declaraciones recogidas por La 8 Segovia de Castilla y León Televisión, explicó que han presentado un escrito de alegaciones donde se incluye el certificado de la empresa de La Granja, en la que claramente se refleja que Borja tenía turno de noche, entre las 22.00 y las 06.00 horas, así como el registro de su ficha de entrada y salida y el testimonio de cuatro compañeros que compartieron turno con él.

 

Un argumento de peso para demostrar que este segoviano no es la persona que tuvo un enfrentamiento con los agentes de la Policía Local que acudieron a desmantelar una fiesta ilegal, en pleno estado de alarma, con hasta 17 coches en la puerta de una finca situada, en la carretera de Arévalo, a las afueras de la ciudad de Segovia.

 

Este hombre dijo a los policías que se llamaba Paco Tejedor Tapias, negándose a mostrar su Documento Nacional de Identidad. También, según explicó Martín Peñas, no se tomaron nota de todas las matriculas de los vehículos aparcados en la puerta, para después comprobar su propiedad. La abogada confía en que, con la documentación que han remitido, los agentes puedan darse cuenta de que su cliente no es la persona con la que estuvieron hablando la noche de la fiesta y rectifiquen su declaración.

 

En su opinión, hay evidencias más que suficientes que acreditan que su cliente tiene razón, se archive el proceso sancionador abierto contra Borja Tejedor y se busque al verdadero infractor, que sí acudió a una fiesta ilegal y que además se inventó un nombre para engañar a los policías.

 

El inesperado protagonista y su mujer, Elena de la Peña, subrayaron, en la entrevista concedida a CyLTV, que hacen público su caso porque aún no se puede creer que pueda pasar algo así, sólo con decir un nombre y sin más comprobaciones. “Tomaron el nombre y ya está. Como se negó a dar la documentación. Mandaron la denuncia a mi domicilio y yo me he encontrado con esta papeleta”, resumió Borja Tejedor. Además aseguró que “lo hemos pasado muy mal” por esta dos denuncias que “no son mías, con 3.000 euros por una y por 3.000 otra. “Es un dineral”, sostuvo Borja, a lo que su mujer apostilló que, al final, “sale gratis denunciar a una persona inocente”.