Montero tacha de "cacicada" de PP y Ciudadanos no permitirle intervenir: están "nerviosos" por la pérdida de la mayoría
Cyl dots mini

Montero tacha de "cacicada" de PP y Ciudadanos no permitirle intervenir: están "nerviosos" por la pérdida de la mayoría

La procuradora salmantina María Montero. Foto: Ical

La procuradora salmantina denuncia que PP y Cs "piensan que Castilla y León es su feudo" y que se le niega la participación por dejarles sin mayoría en las Cortes.

La procuradora salmantina no adscrita María Montero ha denunciado que la Mesa de las Cortes le impidió intervenir en el pleno de este martes, lo que supone una “bochornosa cacicada de Ciudadanos y Partido Popular tras la pérdida de la mayoría absoluta”. Al inicio del pleno, el presidente de la mesa no le dio turno de palabra a la salmantina, que salió del grupo de Ciudadanos antes de la moción de censura.

 

Montero explica en un comunicado de prensa que el secretario general - letrado mayor de las Cortes de Castilla y León, le notificó ayer por vía telemática, que la Mesa de la cámara aprobó que sólo “podrá intervenir en los debates plenarios para la sustanciación de sus iniciativas y en los asuntos de especial relevancia, no concurriendo ninguno de esos supuestos en el próximo pleno”. “Es decir, que será la mesa de las Cortes quien considere cuando se dan esos asuntos de especial relevancia y, por tanto, cuándo podrá intervenir en los plenos”, criticó.

 

La parlamentaria denunció que “la pérdida de la mayoría absoluta por parte del Partido Popular y Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León no puede suponer la prohibición de los derechos que nos asisten como representantes públicos”. “Es una cacicada vergonzosa de quienes se creen por encima de todo y de todos”, dijo.

 

La procuradora, que abandonó el Grupo de Ciudadanos, lo que supuso la pérdida de la mayoría por parte de la coalición de Gobierno en la Comunidad, “recurrirá, en defensa de sus derechos como representante pública, la decisión de la mesa si se mantiene de cara a próximos plenos”. En este sentido, se reserva el derecho de ejercitar todas las acciones legales en defensa de sus derechos de participación política .

 

Para Montero, esta decisión “es consecuencia del estado de nervios en el que se encuentran tanto Ciudadanos como Partido Popular a raíz de la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento autonómico”. “Piensan que Castilla y León es su feudo, están acostumbrados a hacer lo que quieren y no pueden soportar la idea de que los demás tengamos derechos y podamos opinar contrario. Esa actitud soberbia y manipuladora no logrará evitar que defienda a la ciudadanía de Castilla y León”, sentenció.