Menéndez toma posesión como obispo de Astorga con la voluntad de "escuchar y ayudar"

"Aquí estoy para entregaros mi vida, para dedicarme en cuerpo y alma, día y noche, a todos y cada uno de los diocesanos", a los que ha pedido que no tengan "miedo" de acercarse al obispo.

Juan Antonio Menéndez ha tomado posesión este sábado como nuevo obispo de la diócesis leonesa de Astorga con la voluntad de "escuchar, comprender, ayudar, orientar y amar" como "hoja de ruta" para su Cátedra.

 

Menéndez ha recordado en su homilía de toma de posesión que "la misión del obispo" en su diócesis es "preparar un pueblo bien dispuesto" para el encuentro con Cristo. "Aquí estoy para hacer la voluntad de Dios", ha subrayado.

 

El nuevo obispo, que se ha definido como "un ciudadano más" que "viene a servir". "Aquí estoy para entregaros mi vida, para dedicarme en cuerpo y alma, día y noche, a todos y cada uno de los diocesanos", a los que ha pedido que no tengan "miedo" de acercarse al obispo.

 

Juan Antonio Menéndez ha agradecido la presencia en la ceremonia del nuncio de Su Santidad en España, Renzo Fratini, al tiempo que ha tenido palabras de recuerdo para el presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, y al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes.

 

En cuanto a su predecesor en la Diócesis de Astorga, Camilo Lorenzo Iglesias, ha destacado su labor pastoral y lo ha definido como "testigo de la fe humilde, bueno y sencillo".

 

Por último, Menéndez se ha mostrado "honrado" por el apoyo mostrado por parte de las autoridades políticas de Castilla y León y Asturias que han asistido a la homilía de toma de posesión, a las que ha llamado a colaborar con la Diócesis.