Los secretos del Superman de Christopher Reeve en su 40 años

Los 12 secretos de la primera gran película de superhéroes. ¿Sabías que Sylvester Stallone quería como fuera ser 'el hombre de acero'?

Cuando al productor ejecutivo Ilya Salkind le propusieron encargarse de la primera adaptación cinematográfica de Superman, que se estrenó hace ahora 40 años, jamás pudo imaginar que la película protagonizada por Christopher Reeve y Margot Kidder se convertiría en un éxito de taquilla y mucho menos en un hito en la historia del cine. Ahora, cuatro décadas después, Salkind ha revelado algunos de los secretos que escondió aquel primer vuelo de Kal-El en la gran pantalla.

 

El productor, de 71 años de edad, ha estado presentando en el Hollywood Museum su exposición Superhero Legends, que homenajea al Hombre de Acero y otros icónicos personajes. Y ha aprovechado la ocasión para revelar a Fox News algunas claves de cómo se llevó a cabo el primer Superman de Christopher Reeve.

 

EL ZORRO INSPIRÓ LA PRODUCCIÓN

 

Estaba caminando por París y había anunciada una película de El Zorro", explicó Salkind. "Eso me dio la idea de hacer una película de cómics. Ya había leído a Superman cuando era niño, pero de alguna forma ese fue el momento en el que surgió la idea".

 

SALKIND PRESIONÓ PARA HACER SUPERMAN

 

Salkind había terminado con Los Cuatro Mosqueteros (1974) y estaba buscando un nuevo proyecto en el que trabajar junto a su padre, el también p productor Alexander Salkind. "Un día simplemente dije... ¿por qué no hacemos Superman?", recordó el productor. "Mi padre no tenía ni idea de lo que era Superman y yo le dije: 'Él vuela, y tiene poderes'. Y me contestó 'Oh, eso suena interesante. Déjame hablar con socios sobre la idea". Y al día siguiente el padre de Salkind le dio luz verde para comenzar con la producción.

 

STALLONE QUERÍA EL PAPEL

 

Salkind quedó realmente impresionado con la actuación de Stallone en Rocky (1976) pero, y pese a la insistencia del actor, en ningún momento pensó en él para interpretar a Clark Kent. "Él realmente quería hacerlo", dijo a Fox News, "pero simplemente no encajaba para nada en el papel diciendo 'Hey, Lois'. No era Superman".

 

OTRAS ESTRELLAS QUE OPTARON AL PAPEL

 

Salkind también reveló que, antes de elegir a Christopher Reeve, DC Comics ya tenía una larga lista de candidatos potenciales para ser Superman "Tenían estrellas como Al Pacino o Dustin Hoffman que estaban aprobadas pero que no pegaban nada para el papel", explicó. "Stallone también fue aprobado por cierto. Robert Redford, Clint Eastwood... ambos lo rechazaron. También probamos a Bruce Jenner pero no era buen actor. No tenía ninguna experiencia".

 

CHRISTOPHER REEVE ERA UN DESCONOCIDO

 

A día de hoy, Christopher Reeve es una de las grandes leyendas de Hollywood, pero en 1978 todavía era un desconocido para el público. Salkind andaba buscando al actor perfecto para el papel, llegando a pensar incluso al dentista de su esposa. Y aunque Reeve tenía la altura adecuada, su figura distaba mucho de la del hijo de Krypton. "Leyó el papel de Superman y fue fantástico, pero era muy, muy flaco. Así que nos pusimos manos a la obra", explicó.

 

REEVE SE TRANSFORMÓ COMPELTAMENTE PARA EL PAPEL

 

Tras muchas pruebas de casting, Salkind seguía sin tener a su Superman. Sin embargo, la interpretación de Reeve ya había dejado una huella imborrable en su mente: "No pudimos encontrar a otro, así que dije 'Mira, vamos a hacer que Christopher Reeve  haga ejercicio'".

 

"Así que lo llevamos de vuelta a Londres para que hiciese la prueba con el traje. De nuevo lo hizo de maravilla así que le dijimos 'Está bien', pero ¿puedes aumentar tu musculatura?'. Dijo que sí y comenzó a trabajar duro", explicó.

 

El culturista inglés David Prowse, que interpretó a Darth Vader en Star Wars. Una nueva esperanza, fue el elegido para supervisar el entrenamiento de Reeve. "Él ganó como 40 libras (más de 18 kilos) de músculo. Cambió radicalmente", añadió Salkind.

 

UN DIRECTOR COMPLETAMENTE DIFERENTE

 

"Originalmente teníamos a Guy Hamilton, que hizo Goldfinger", explicó Salkind sobre el proceso de selección del director. "Él estaba en Roma, pero no podía quedarse porque tenía un problema fiscal. Así que tenía que irse todas las semanas a París. Después de un tiempo estaba demasiado cansado y no podía soportarlo más. Fue entonces cuando Richard Donner".

 

MARLON BRANDO, EL FICHAJE MÁS DIFÍCIL

 

Salkind no cabía en sí de la alegría cuando Brando, que estaba en pleno auge de su carrera tras El Padrino y El último tango en París, decidió finalmente aceptar el papel de Jor-El, el padre biológico de Superman. Sin embargo, en un principio el actor se mostró reacio a asumir el papel.

 

"Cuando le conocimos en Los Ángeles para hablar sobre su traje, él habló de temas completamente distintos sobre los nativos americanos y ese tipo de cosas", recordó el productor. "Y entonces dijo que quería interpretar a Jor-El con una maleta verde. Casi me da un vuelco el corazón".

 

Pensé: 'Ya está, aquí se ha acabado todo. Este hombre está loco y va a destrozar la película'. Marlon continuó hablando de esa maleta verde. Luego se convirtió en el panecillo verde y finalmente dijo '¿qué piensas?'. Realmente estaba probando a Richard Donner para ver si estaba de acuerdo. Pero Donner dijo que no, y empezaron a trabajar juntos".

 

LAS 'OTRAS' LOIS LANE

 

Encontrar a la actriz perfecta para interpretar a Lois Lane tampoco fue tarea fácil. Leslie Ann Warren fue una de las principales candidatas, a la vez que Stockard Channing, que también fue seleccionada pero nunca tuvo posibilidades, tal y como lo recuerda Salkind.

 

"Pensamos que Channing se parecía mucho a la madre de Superman", explicó el productor. Sin embargo, en cuanto la desconocida Margot Kidder hizo la prueba, Salkind sabía que era la actriz adecuada. "Fue increíblemente fantástica. Creó su propia Lois Lane. Habría sido muy difícil encontrar a una actriz mejor que Margot".

 

EL VUELO DE SUPERMAN, EL MAYOR DESAFÍO

 

Salkind y su equipo tenían claro que las escenas en las que Superman aparece volando iban a ser el plato fuerte de la película, y trataron de hacerlo lo más real posible. Aunque Reeve y Kidder utilizaron unos arneses especiales, esto generó una serie de desafíos que el equipo tuvo que solventar.

 

"Reeve fue muy disciplinado", explicó el productor. "Estuvo colgado del arnés durante horas y horas. Kidder lo odiaba. No le gustaba para nada estar en el arnés. Se quejaba de que era muy incómodo".

 

Salkind también recordó que en 1978 las imágenes CGI generadas por ordenador eran todavía una utopía cinematográfica y el equipo tuvo que moverse desde Roma hasta Londres para buscar a los especialistas que hicieron volar a Superman. "Lo más divertido es que la película ganó un Oscar a Mejores Efectos Especiales", bromeó el productor.

 

REEVE SE ENTREGÓ EN CUERPO Y ALMA

 

Salkind también dijo que Christopher Reeve no sólo estaba completamente entregado al papel, sino que también estaba dispuesto a hacer todo lo necesario para que la película fuese un éxito. "Siempre estaba allí puntual", recordó.

 

"Hacía las tomas tantas veces como fuera necesario. Cuando se anunció la película, había mucha prensa. Pero siempre se mantuvo confiado con su actuación. Hizo todo lo que fue necesario para promocionar la película. Fue muy amable con la prensa y nunca rechazó una entrevista", añadió.

 

EL ELENCO MANTUVO EL CONTACTO DESPUÉS DE LA PRODUCCIÓN

 

Salkind también reveló que se mantuvo en contacto con el elenco de Superman mucho después de su estreno en 1978. "La última vez que vi a Margot Kidder (fallecida en mayo) fue en unas convenciones hace un par de años", dijo. "Brando y yo hicimos otra película juntos en 1992 y Reeve y yo estábamos muy, muy unidos".

 

"Por lo general, los productores y los actores suelen tener una relación de trabajo. Es raro que esto derive en una amistad. Pero él y yo éramos muy buenos amigos. Me quedé devastado cuando tuvo el accidente", concluyó Salkind.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: