Los monos de cuero con airbag, obligatorios en el Mundial de MotoGP a partir de marzo
Cyl dots mini

Los monos de cuero con airbag, obligatorios en el Mundial de MotoGP a partir de marzo

Marc Márquez en el Gran Premio de Catar 2017

La organización del Mundial convierte en obligatorios los monos de competición con airbag: tendrán que llevarlos todos los pilotos de las tres categorías. Hasta ahora sólo dos marcas tienen equipamiento con esta tecnología, un problema para los pilotos.

La organización del Mundial de motociclismo ha anunciado este jueves que el uso del airbag será obligatorio en las tres categorías -MotoGP, Moto2 y Moto3- a partir del próximo campeonato, que se iniciará el 18 de marzo con la disputa del Gran Premio de Catar. Según detalla el Mundial en su web oficial, los monos dotados con sistemas de airbag deberán ser enfundados en cada sesión por todos los pilotos titulares y deberán estar operativos cuando se esté rodando en la pista.

 

Los pilotos 'wildcard' son las únicas excepciones, mientras que los pilotos sustitutos estarán fuera de esta regla en los primeros dos eventos que disputen. Tras las dos pruebas, los pilotos sustitutos también deberán cumplir con los requerimientos de los pilotos titulares.

 

El airbag debe proteger al menos los hombros y la clavícula, mientras que la protección total o parcial de la columna es opcional, aunque si el proveedor decide ofrecer protección en la espalda, esta deberá cubrir toda la columna. Además, se permiten pequeñas variaciones en las especificaciones de cada sistema de airbag, ya que puede haber variaciones para adaptarse a la morfología de cada piloto, pero cada fabricante tiene unas áreas clave e indicaciones a seguir.

 

Ahora habrá que ver si todas las marcas pueden incorporar esta tecnología que, de momento, sólo tienen dos de los fabricantes más grandes. Muchos pilotos tienen contratos con firmas de equipamiento que, hasta ahora, no han incorporado esta tecnología a sus productos.

 

Así, cada sistema debe pasar una serie de test para comprobar que cumple con la regulación y entre los requerimientos figuran aspectos relativos a la batería, la electrónica, al desarrollo y el tiempo de inflación, teniendo en cuenta también al despliegue accidental como un factor importante, ya que no debe poner en riesgo al piloto o impedir que pueda controlar su moto. Además, ningún sistema de airbag puede necesitar ninguna parte adherida a la moto y tiene que ser activado sin que el piloto esté atado a su moto.

 

"Esta regulación confirma otro paso hacia la seguridad del piloto, con la FIM, IRTA y Dorna comprometidos para que MotoGP sea lo más segura posible", resaltó la organización del Mundial en su comunicado.