Los expedientes tramitados por la Oficina de Consumo de León se incrementan un 50 por ciento en cinco años

A lo largo del año 2014, la Oficina de Consumo de la Diputación de León tramitó un total de 3.696 expedientes que corresponden a consumidores de toda la provincia, relativos tanto a consultas como a reclamaciones, lo que supone un incremento de la actividad en un 50 por ciento desde hace cinco años.
LEÓN, 16 (EUROPA PRESS)



Este servicio se desarrolla en las localidades que no poseen Oficina Municipal de Información al Consumidor para garantizar de defensa de los consumidores, con especial atención a la infancia, la tercera edad y la población de los núcleos rurales, y a su formación en materia de prevención de riesgos en el consumo de productos y de fraudes en la prestación de servicios, han informado fuentes de la Institución provincial en un comunicado. Del total de expedientes tramitados en 2014, 2.460 correspondieron a consultas y 1.236 a reclamaciones.

En el último año, el 31 por ciento de los expedientes se plantearon por algún medio de comunicación a distancia, siendo el teléfono la vía preferida para formular consultas y el correo postal y electrónico para las reclamaciones a distancia.

En el año 2014, el principal sector sobre el que versaron los expedientes fue el de las telecomunicaciones, con un total de 1.444 solicitudes, el 39 por ciento del total, seguido del sector de la electricidad, con una incidencia del once por ciento.

El sector de los servicios bancarios y financieros se ha colocado en el tercer lugar de las preocupaciones de los usuarios de la provincia, con un 7,4 por ciento del total de expedientes.

La Diputación de León también ha informado que el 55,1 por ciento de las reclamaciones tramitadas en la Oficina de Consumo en 2014 fueron resueltas de forma positiva, un nueve por ciento más que el año anterior, con la consiguiente devolución de la cantidad reclamada, indemnización económica, o cualquier otra satisfacción solicitada por el consumidor.

En algunas de ellas, el resultado obtenido no se puede cuantificar económicamente, pero en el caso de aquellos en que sí es posible esta cuantificación, ya sea por devolución de importes o cancelación de deudas, la intervención de la Oficina de Consumo ha supuesto la recuperación para los usuarios de un montante económico de casi 160.000 euros.