Las obras de reparación del acueducto de Los Rubios en el Bierzo tendrán un presupuesto de 431.796 euros

Estos trabajos forman parte de las actuaciones que acomete el Magrama para modernizar los regadíos de la 'Comunidad de Regantes del Canal Alto Bierzo'.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha adjudicado por 431.796 euros las obras de reparación del acueducto de Los Rubios, en El Bierzo (León).

 

Estos trabajos forman parte de las actuaciones que acomete el Magrama para modernizar los regadíos de la 'Comunidad de Regantes del Canal Alto Bierzo', cuya inversión total alcanza los 16,5 millones de euros.

 

Las obras, adjudicadas a la empresa Vazper 3 S.L, tienen como objetivo garantizar el "funcionamiento estructural y la estanqueidad del acueducto", de 184 metros de longitud, que en la actualidad presenta "diversas fugas" que han provocado pérdidas "considerables" de agua y han sometido a la estructura a un "constante proceso de degradación".

 

Para solventar esta situación se realizarán trabajos en el interior del acueducto, en el exterior de la sección en cajón, en los accesos exteriores al mismo y en el canal de desagüe del aliviadero lateral situado aguas arriba del acueducto de Los Rubios.

 

Entre los tratamientos a realizar en el interior del acueducto se destaca la eliminación de los materiales sueltos en la sección del cajón; el saneado y limpieza de la solera y alzados verticales; la reparación del hormigón en las zonas en que esté en mal estado; el sellado de juntas de dilatación o constructivas; ela regularización de las superficies de solera y alzados, y la impermeabilización mediante una membrana continua en el interior del acueducto, con un espesor de dos milímetros.

 

En el exterior se procederá al saneado y limpieza de las superficies  con agua a presión y medios mecánicos; reparación del hormigón en las zonas en que se encuentre en mal estado; el refuerzo en las zonas con pérdida de armaduras con bandas de fibra de carbono; el sellado de juntas de dilatación o constructivas, y la aplicación de un revestimiento para proteger al hormigón frente a las condiciones ambientales.