Las multas por irregularidades en jornada y horarios aumentan un 37% con el registro obligatorio

Fotos: Arai Santana

El número de sanciones por jornada, registro y horas extras aumenta un 37% en los primeros meses de la obligación de registrar la jornada laboral: Trabajo ha puesto 261 multas en solo cinco meses.

El nuevo registro de la jornada horaria ha centrado buena parte de las actuaciones de la inspección de trabajo y la implantación de la norma ha generado un aumento del 37% en las sanciones por irregularidades en jornada, registro y horas extras, entre otros: es el doble de lo que han subido las infracciones laborales en general. Eso en solo cinco meses de vigencia de la obligación que entró en vigor en mayo de 2019.

 

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Castilla y León ha ofrecido los datos de su actividad durante el año 2019. En este punto, cabe destacar que, en el periodo entre enero y octubre, la suma de las infracciones de todas las áreas sobre las que tiene competencia de actuación la Inspección asciende a 4.134 infracciones, lo que lleva aparejadas sanciones por un importe de casi 10,4 millones de euros.

 

Estos datos evidencian un incremento del 15,35 % en el número de infracciones y del 16,08% en la cuantía impuesta con respecto al mismo periodo de 2018, cuando se formalizaron 3.584 infracciones por las que se notificaron sanciones por cerca de 9 millones de euros. En el marco de la Comisión Operativa, se han analizado los resultados de la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Castilla y León en los dos ámbitos cuya competencia inspectora recae en la Consejería de Empleo e Industria.

 

Así, en el campo de las relaciones laborales, los expedientes sancionadores tramitados entre enero y octubre de este año han ascendido a 566, lo que supone un incremento interanual de casi el 21 %. Los requerimientos para subsanar las deficiencias detectadas han aumentado el 5,2 % (hasta 2.750). Para finalizar, las infracciones en materia de tiempo de trabajo (jornada, registro, horas extras, entre otros) se han elevado el 37,3 % (hasta sumar un total de 261).

 

Igualmente positivos han sido los resultados de la actuación de la Inspección de Trabajo de la Comunidad en materias de seguridad y salud laboral. En los diez primeros meses de este ejercicio, el número de infracciones ha ascendido a 1.186, con un incremento de casi el 14,4 %, frente a las 1.037 contabilizadas en el mismo periodo de 2018. También se ha producido un aumento de la cuantía sancionadora, pasando de 1,89 millones de euros a 2,55 millones de euros (34,9 % más).

 

Se ha constatado un alza interanual de casi el 17,4 % en el número de recargos de prestaciones por falta de medidas de seguridad y salud laboral, y del 75 % en la cifra de las paralizaciones. En materia de requerimientos, en comparación interanual, se ha producido un aumento del 2,56 %, con 173 requerimientos más respecto a los diez primeros meses del año 2018.

Noticias relacionadas