Las lágrimas de Penélope Cruz al recoger el César de Honor

Penélope Cruz (Foto: E. P.)

Penélope Cruz, la reina de azul del cine francés.

Anoche Penélope Cruz recibía el prestigioso homenaje de la Academia de las artes y técnicas del cine francés, recogiendo en París el César de Honor a toda su carrera y que la encumbra como una estrella mundial. La actriz madrileña consiguió impresionar a todos los presentes nada más poner un pie en la alfombra roda luciendo un vestido azul klein de Versace. Un diseño que nos recuerda a sus estilismos más espectaculares y con el que vuelve a mostrar una vez más su apoyo a la firma de Donatella Versace.

 

Aunque Penélope transmitía sus nervios y emoción desde la alfombra roja, la emotividad llegaba cuando la actriz se subía al escenario. Marion Cotillard fue la encargada de presentar a la homenajeada alabando su papel en el cine: "Penélope es una gran figura del cine mundial, una estrella internacional, una gran dama del cine español, europeo, internacional", consiguiendo el aplauso de todo el teatro. Acto seguido entraba Pedro Almodóvar para entregarle el galardón, pronunciando un discurso cargado de cariño y significado: "Descubrí a Penélope cuando ella hizo "Jamón, jamón", de Bigas Luna. Ella era entonces muy joven para los papeles que yo escribía por aquellos años. Pero quedé deslumbrado. Me dije que debía trabajar con ella. Era una mujer y una actriz deslumbrante. El tiempo me ha dado razón. Penélope es hoy una gran estrella, una figura del gran cine mediterráneo de todos los tiempos, en la gran tradición de Anna Magnay, Sofía Loren, Jeanne Moreau, Julitte Binoche, Marion Cotillard. Hollywood le abrió muy pronto sus puertas. Pero, afortunadamente, Penélope no se olvida nunca de España, de Francia, de Europa".

 

Unas palabras que conseguían las lágrimas de Penélope, que subía al escenario emocionada y sin poder evitar llorar de alegría: "Nunca en mis sueños más locos me hubiese atrevido a soñar con lo que está ocurriendo en estos momentos: recibir un César de honor... madre mía... Francia ha sido muy generosa conmigo, desde siempre", confesaba la artista.

 

Acto seguido Penélope quiso tener unas palabras con su madre, quien se encontraba entre el público: "¡Mámá..! ¿Te das cuentas de lo que está ocurriendo?" y ha continuado: "¡Gracias, gracias..! Todo lo que soy se lo debo a mi familia. A mi madre, en particular. Todo lo que soy viene de ella".

 

En su discurso Penélope también quiso tener un gesto con su marido, Javier Bardem, quien también la acompañaba en un día tan importante, y cómo no, al cine francés: "Siempre llevo conmigo, en mi corazón, a mis hijos, a mi familia, a mi esposo. Hoy, estoy con todos ustedes. Y Pedro, Pedro Almodovar, que ha sido tan importante en mi carrera, también está conmigo, con nosotros. No olvidaré nunca esta noche. Gracias, familia del cine francés".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: