La ULE finaliza los actos de su 40 aniversario con una apuesta por nuevos proyectos y títulos de grado

El Rector, Juan Francisco García Marín, ha presidido el acto académico de los 40 años de la institución académica, en el que se ha rendido homenaje a los ex rectores, a profesores y personal de administración y servicios.

En el mismo estrado que acogió uno de los más destacados eventos de este año que concluye, como fueron los Coloquios ‘Cuarenta años de Constitución Española. Cuarenta años de Universidad de León’, el Aula Magna San Isidoro ha acogido un solemne acto académico por el 40 aniversario de la ULE con el que se cierra un año de distinciones y reconocimientos a través de cuarenta actividades a lo largo de 2019.

 

El acto ha estado presidido por Juan Francisco García Marín, Rector de la ULE, y Santiago García Granda, Rector de la Universidad de Oviedo, y ha contado con la presencia, además de representantes de todos los estamentos que integran la ULE, de numerosas autoridades, entre las que cabe destacar el alcalde de León, José Antonio Díez, el Subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, Juan Martínez Majo, o el Presidente de la Diputación, Eduardo Morán.

 

aniversario ule

 

Con el fin de destacar la labor que han realizado todos los miembros de la ULE y de otras universidades en el progreso de la institución académica desde su creación en 1979, se han otorgado reconocimientos a los ex rectores, José Luis Sotillo, presidente de la Comisión Gestora de la ULE, cuya distinción ha recogido en su  Óscar Reguera Acevedo, Andrés Suárez y Suárez cuyo reconocimiento ha recogido Noli González Aparicio, Miguel Cordero del Campillo, cuya distinción se ha entregado a Emilia Cordero Sánchez, Juan Manuel Nieto Nafría, Julio César Santoyo Mediavilla, Ángel Penas Merino, y José Ángel Hermida, estos cuatro últimos presentes en el acto. La ULE también ha brindado un reconocimiento a la Universidad de Oviedo, como alma mater de la puesta en marcha de la Universidad de León, un obsequio que ha recogido el Rector, Santiago García Granda.

 

Tras las palabras de Juan Manuel Nieto Nafría, rector de 1986 a 1990, en las que ha realizado un recorrido por el proceso de creación de la ULE, por la “infancia, juventud y adolescencia” de la ULE, “que se materializó en Sotillo, Suárez y Cordero del Campillo”, y que ha concluido reclamando “larga vida a la Universidad de León y a todas las universidades de España y despejada vida a nuestra querida patria España”, se ha realizado un homenaje a las primeras facultades cuyo reconocimiento han recogido los hoy decanos de Veterinaria, Filosofía y Letras, Biológicas y vicedecano de Derecho, a profesores, estudiantes y personal de administración y servicios.

 

Seguidamente ha tomado la palabra Santiago García Granda, Rector de la Universidad de Oviedo, institución que comparte con la ULE más de 120 años de historia y quien ha manifestado minutos antes del inicio del acto que ve a la ULE en continua progresión “de una forma impresionante y a pesar de esa juventud tiene una capacidad altísima, un trabajo que se ha llevado a cabo gracias a la progresión de los rectores que en estos 40 años han luchado, con sus diferentes proyectos por colocar a León en lo más alto”. A este respecto Granda ha recordado la sede del Instituto Confucio que mantiene en su universidad gracias a la colaboración con la institución leonesa insistiendo en que “lo que hacen a nivel internacional es importantísimo y la memoria de investigación es impresionante”.

 

La importante labor realizada a lo largo de estos años por todos los miembros del Consejo Social también ha sido reconocida en la persona de dos de sus presidentes,  Cristóbal Halffter y Javier Cepedano. A continuación, ha intervenido el Rector, Juan Francisco García Marín quien ha manifestado que con este acto académico se trata de rendir “un homenaje tanto a los rectores anteriores, como a profesores que estaban en la ULE tanto a ex alumnos o alumnos porque nunca dejarán de ser alumnos de nuestra universidad, y otras personas que han estado involucradas en esta progresión”. Marín ha señalado que el futuro de la ULE “es halagüeño, y seguiremos haciéndolo mejor a un nivel nacional e internacional, como así lo demuestra las más recientes calificaciones en “rankings” nacionales e internacionales”, al tiempo que se ha referido a la necesidad de adaptarse a las nuevas enseñanzas y demandas de los futuros estudiantes: “Hay que seguir hacia delante con nuevos proyectos y nuevos títulos de grado adaptados a las necesidades actuales, porque las profesiones van cambiando y hay que adaptarlos o crearlos nuevos, y también rejuvenecer la plantilla del profesorado en los próximos años, igual que se ha llevado a cabo en los últimos tres años”. Para cerrar su intervención ha querido aludir al importante peso de la ULE en la sociedad como motor científico, cultural y económico “y así debe seguir siendo, por eso haremos todo lo posible para que las instituciones y las empresas y la Universidad colaboremos todavía más de lo que ya estamos haciendo”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: