La RFEM llega a un acuerdo con los clubes de la Liga Guerreras Iberdrola

Ambas partes han decidido que la temporada como tarde acabará el 30 de junio y que habrá ascensos y descensos.

Los clubes de la Liga Guerreras Iberdrola y la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) han decidido este jueves que la competición liguera 2019/20 sí tendrá ascensos y descensos, pero que finalizará como máximo el 30 de junio y siempre que las autoridades sanitarias permitan su disputa.

 

"Se ha celebrado una reunión con todos los clubes para conocer de primera mano cuál es la situación de los mismos, así como para interactuar con ellos, conociendo su sentir y poder adoptar todas las decisiones de forma consensuada", ha indicado la RFEBM en una nota de prensa conjunta.

 

"En primer lugar, todos los participantes han reconocido que lo ideal es terminar la competición, siempre y cuando haya garantías plenas sobre la salud de las deportistas, integrantes de clubes, árbitros, delegados, así como todos los agentes que formen parte de la organización", ha proseguido el texto.

 

"Tras casi tres horas de diálogo fluido por todas las partes, se continuará trabajando sobre los distintos escenarios planteados, tanto desde el área de Competiciones de la RFEBM como desde los propios clubes", ha precisado la nota. "Obviamente ahora mismo no se puede tomar una decisión hasta que las autoridades sanitarias no confirmen la total seguridad para retomar la competición", ha subrayado.

 

"Pero lo que sí se ha acordado es que, en ningún caso, la Liga Guerreras Iberdrola finalizará más tarde del 30 de junio", ha recalcado la nota, recordando que la primera semana de junio se reserva a la fase clasificatoria del Campeonato de Europa.

 

Igualmente, la semana del 15 al 21 de junio se celebrará una Final 4 en la EHF Challenge Cup con presencia del Aula Alimentos Valladolid y del KH-7 Granollers.

 

"Asimismo se ha acordado que, dado que la competición se ha disputado, habrá descensos y ascenso, sea cual fuera el escenario final, dejando el idéntico planteamiento competicional para la próxima campaña, en la que la Liga Guerreras Iberdrola 2020/21 contará con 12 equipos, máxime cuando el calendario sufrirá las variaciones lógicas de un año olímpico", ha concluido la nota.

 

De no poder retomarse la competición han sido varios los clubes que se han mostrado reacios a que se produzcan descenos, incluso alguno como el BM Porriño ha llegado a decir que tomará medias legales.