La residencia de Mensajeros de la Paz de La Bañeza pide con urgencia más personal tras 11 fallecidos

La situación, advierte la entidad dirigida por el Padre Ángel a través de un comunicado, es extremadamente urgente debido a que los residentes son de muy avanzada edad.

La residencia que Mensajeros de la Paz gestiona en La Bañeza se ha dirigido a la Junta de Castilla y León para demandar, con urgencia, la dotación de personal de todo tipo, así como material para poder atender a los residentes con las medidas de seguridad que marca el protocolo del Covid-19 (mascarillas, guastes, batas...).

La situación, advierte la entidad dirigida por el Padre Ángel a través de un comunicado, es extremadamente urgente debido a que los residentes son de muy avanzada edad.

La residencia tiene 228 mayores y desde el día 21 de marzo han fallecido 11, de los cuales solo tres han sido confirmados por Covid-19. Todos eran mayores de 80 años y sufrían de polimedicalización y pluripatologías.

La directora de la residencia pide con urgencia a las autoridades competentes tres cosas: personal, pruebas de confirmación del Covid-19 a los trabajadores y a los residentes y material.

La causa de las muertes no puede ser confirmada por el virus porque los médicos no entran en la residencia y la funeraria informa de que en todos los fallecimientos se escribe que las muertes son por Covid-19, cuando no existe certificación del mismo, lo que provoca malestar y desinformación en los familiares.

Dentro de la residencia se intenta, a pesar de todo, mantener los protocolos de seguridad, pero se quejan de que con la falta de material resulta muy difícil extremar las precauciones, tal y como sucede en centros de estas mismas características de todo el país, ya que las residencias de ancianos se han convertido en una de las emergencias nacionales.

Hasta ahora se ha dotado de material a todo el personal, pero los recursos se están terminando.

Aunque en la última semana se han contratado a 25 personas nuevas gracias al llamamiento del que se hizo eco una emisora de radio, a día de hoy y con más de 30 personas de baja por enfermedad, continúa siendo una urgencia tener más personal.

PETICIÓN CURSADA AL GERENTE DE LEÓN

El llamamiento a la Junta realizado por el Padre Ángel a través de una carta remitida al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha recibido contestación por parte del jefe del Gabinete de la Consejería de Sanidad, Ricardo Pérez Alamillo, quien asegura que la petición ha sido cursada al Gerente de Área de la provincia de León para que comience a organizar cómo ayudar a su centro y a otros que han solicitado ayuda, tras recordar que desde la Administración regional se viene trabajando en estos días en varios frentes para poder atender las necesidades de los centros residenciales.

Entre esas medidas, Pérez Alamillo recuerda que están haciendo todo lo posible por poder comprar materiales de protección tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. "Ahora mismo es complicado porque todos los países de Europa, América y África están en una competición muy agresiva por el mismo tipo de recursos y la falta de stocks internacionales no ayuda".

En este sentido, este martes refiere que se recibieron dos grandes envíos de material que están ya repartiendo. Son cargamentos grandes que hay que repartir equitativamente en cuanto a casos y complejidad de las
situaciones.

Por otro lado, el representante de la Consejería de Sanidad explica que en cada área de salud se han creado los equipos COVID residencias a fin de que profesionales de Atención Primaria, apoyados por profesionales de centros hospitalarios, vayan visitando los centros más necesitados en materia de personal o con mayores complicaciones.

"Si precisan de apoyo de profesionales, les recomiendo ponerse en contacto con la gerencia de área. Será la forma más directa de poder contactar con este tipo de recurso. Le he vuelto a reenviar este correo al gerente de área para que actúe lo antes posible", asegura Pérez Alamillo en su misiva de respuesta.

Pérez Alamillo no desaprovecha la ocasión también para testimoniar a Mensajeros de la Paz su agradecimiento por la gran labor desplegada, como "una ayuda indispensable a los servicios sanitarios y de servicios
sociales en todo el territorio nacional", y pedir disculpas si no están siendo todo lo ágiles que desearían, "pero la situación es altamente compleja en muchos frentes y niveles", concluye.