La macabra historia detrás de la cabeza humana hallada en una caja en Castro Urdiales

Zona de viviendas donde se ha registrado el macabro hallazgo

Una mujer ha sido detenida por su posible relación con el hallazgo de una cabeza humana dentro de una caja en una vivienda de Castro Urdiales. Pidió a una amiga que le guardara la caja argumntando que eran juguetes sexuales.

La Guardia Civil investiga si el craneo corresponde a un vecino del municipio, pareja de la detenida, que está desaparecido desde hace meses. 

 

Según informa El Confidencial, la ahora detenida, de 61 años, habría llamado a su amiga para decirle que la Guardia Civil le había informado que acudiría a su vivienda para buscar indicios sobre donde podía haberse marchado el hombre tras recibir una denuncia. Solicitaba su ayuda para entregarle una caja donde guardaba juguetes sexuales argumentando que no quería que los agentes los vieran para que no pensaran mal. 

 

La mujer accedió a guardarla y la mantuvo en su casa sin abrirla hasta que el pasado viernes decidió hacerlo al percibir un mal olor al que no encontraba explicación. Fue entonces cuando se encontró con la cabeza y como consecuencia una crisis de ansiedad y tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios, que la trasladaron en ambulancia a un centro sanitario. 

 

"ERAN DOS PERSONAS NORMALES"

 

Una vecina de la localidad, Mercedes, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que eran dos personas "normales" a las que conocía desde hace años.

 

Según ha contado, el hombre vivía en Castro Urdiales con su mujer y sus hijos, y cuando el matrimonio se separó "conoció a esta chica", la supuesta detenida, y "se fue a vivir con ella".

 

Ha relatado que el hombre, "muy agradable y simpático", había trabajado en un banco y ahora estaba jubilado, y fue su pareja actual la que denunció su desaparición hace unos "siete meses".

 

"Nos ha sorprendido muchísimo el desenlace", ha señalado. "Nunca te imaginas que personas normales puedan hacer estas cosas, es impensable", ha apostillado.

 

También ha contado que la supuesta detenida solía ir a su bar, que ya cerró, con su hermana y una amiga, que sería la que ha recibido la cabeza, y que "aparentemente no había ningún problema entre ellas".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: