La final de la Copa del Rey se jugará en Sevilla hasta 2023

Estadio de la Cartuja de Sevilla. E.P.

El Estadio de la Cartuja se convertirá en la sede y se estrenará el 18 de abril, en la edición de esta temporada.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha anunciado que el Estadio de la Cartuja de Sevilla acogerá las cuatro próximas finales de la Copa del Rey, la primera de ellas el 18 de abril con equipos aún por determinar.

 

El recinto deportivo de la capital andaluza, con capacidad para más de 57.000 espectadores, fue elegido como sede permanente de la final copera hasta 2023 por la Mesa de adjudicación de la RFEF, reunida este miércoles en la Ciudad del Fútbol de las Rozas.

 

Inaugurado en 1999, el Estadio de La Cartuja, el segundo más grande de Andalucía después del Benito Villamarín, ya acogió las finales de Copa de la temporada 1998-99, con victoria del Valencia sobre el Atlético de Madrid (3-0), y de la 2000-01, cuando el Real Zaragoza se proclamó campeón ante el Celta (3-1). Será la cuarta ocasión que Sevilla albergue la final del torneo del 'k.o' después de hacerlo el año pasado en el Benito Villamarín y en 1925 en el Estadio Reina Victoria.

 

Además, el recinto también fue sede del Campeonato Mundial de atletismo al aire libre en 1999 y de las finales de la Copa Davis de 2004 entre España y los Estados Unidos y de 2011, ante Argentina, pero con el tiempo fue decayendo su actividad y, de hecho, lleva clausurado desde 2018 debido al mal estado de su cubierta.

 

La presentación del coliseo sevillano como sede tendrá lugar el próximo viernes durante el sorteo de las semifinales de la competición, que se celebrará a partir de las 13.00 horas en la Ciudad del Fútbol.