"La falta de especialización en enfermería es peligrosa, lo que está en juego es la salud de las personas"

A menos de una semana para la realización del EIR, analizamos con dos enfermeras, Celia Castaño y Elena Carnicero, la realidad de una profesión muchas veces minusvalorada y las garantías que ofrece el EIR. 

EIR

Nervios, sensación de agobio, incertidumbre y mucha responsabilidad. El examen del EIR supone un paso más en la evolución de enfermeros y enfermeras que en busca de un trabajo fijo, quieren aprobar el examen que guiará sus carreras con un título de especialista, pero...¿cuál es la diferencia entre una persona que ya ha aprobado el EIR y otra qué no? ¿Supone una acción muy arriesgada no coger las llamadas de la bolsa durante la prepración del EIR? 

 

Celia Castaño y Elena Carnicero, graduadas en enfermería por la Universidad de Salamanca, decidieron, tras trabajar durante el verano, estudiar el EIR y presentarse el próximo 25 de enero junto a 12.000 aspirantes más. Con los nervios a flor de piel por la gran cantidad de contenidos a los que han tenido que hacer frente, piden un reconocimiento mayor para todos aquellos que deciden presentarse a este examen. 

 

¿Qué es lo que garantiza el EIR? "Nada", responden ambas al unísono. "Digamos que sí te especializas en algo, pero eso no te garantiza que vayas a trabajar en esa especialidad en concreto", continúa Celia. "Además, hay muy pocas especialidades, es un plus como el que hace un máster", completa su compañera Elena. 

 

"El EIR no es obligatorio, es una opción que tienes, pero en la que es desproporcionado el esfuerzo que te implica y las plazas que hay, es decir, el resultado. De aproximadamente 12.000 personas que nos presentamos hay 1.000 plazas, un temario que no es cerrado y te pueden preguntar cualquier cosa. Al final te dedicas dos años a lo mismo, pero vuelves otra vez a donde estabas. Personalmente, tienes más formación y experiencia, pero no se te ve reconocido de ninguna manera"defiende Celia. 

 

"Nadie piensa que un médico que hace la especialidad de médico de familia, después vaya a operarte, de la misma forma un enfermero o enfermera"

 

¿Realmente compensa hacer el EIR? "Es un paso más allá en formación, que te asegura dos años de trabajo, pero debería ser, en mi opinión obligatorio una vez que terminas enfermería, de la misma forma que el MIR. Nadie piensa que un médico que hace la especialidad de médico de familia, después vaya a operarte, de la misma forma un enfermero o enfermera. Al final, tienes que saber de UCI, tienes que controlar de niños, vas a otra planta...tienes que saber de todo y es imposible. Espero que la especialidad en un futuro sea obligatoria", recalca Elena. 

 

"Yo creo que falta el paso de que nos garantice una plaza y un reconocimiento. De tal manera que en la planta de pediatría haya especialistas en pediatría. Además, creo que se está perdiendo formación, porque si tú te has especializado en algo y después no te lo tienen en cuenta y estás en otra planta totalmente diferente, son conocimientos que se pierden y esto es malo para ti como persona, pero especialmente para la sociedad en su conjunto. Al final lo más importante es que la sociedad reciba los mejores cuidados", subraya Celia. 

 

Sin embargo, vosotras según habéis acabado de estudiar en la Universidad, habéis comenzado a trabajar, algo que poca gente ahora mismo puede decir. "Sí, por ejemplo, nuestra promoción ha tenido la suerte de que estaban llamando a los que hemos acabado ahora mismo la carrera, pero te aseguran depende de la suerte que tengas uno o dos meses, incluso días sueltos en sitios que no conoces y el problema es que vas al sitio sin saber. Está claro que el primer contrato es normal, pero el problema está cuando esto se convierte en costumbre. Tener 30 años y ver que cada día te llaman de un sitio, es malo para ti y malo para los pacientes, porque no estás dando cuidados de calidad", defiende Elena. 

 

"El problema de nuestra profesión es que hay tantas cosas tan diferentes dentro de la misma carrera, que es imposible saber hacer de todo"

 

¿Qué tiene que ocurrir entonces para que un enfermero consiga una plaza fija? "Experiencia y sacarte las oposiciones que vayan saliendo, pero ahora mismo nosotras con tan solo un año fuera de la Universidad, no puedes optar a una plaza fija. Al final eso lo puedes entender, pero el problema de nuestra profesión es que hay tantas cosas tan diferentes dentro de la misma carrera, que es imposible saber hacer de todo. Puedes estar diez días en una especialidad y después en otra totalmente diferente y además tienes que ir, porque si no te penalizan, pero claro tienes que garantizar los mejores cuidados", apunta Celia. 

 

¿Consideráis que un enfermero se la juega mucho si no contesta llamadas y únicamente se centra en el estudio del EIR? "Bajo mi opinión, cuando acabas de terminar la carrera no te preocupa tanto porque si no es un sitio es en otro, trabajo vas a tener y dedicar un año al estudio, creo que te enriquece profesionalmente, pero volvemos a lo mismo es desproporcionado el esfuerzo a la recompensa", continúa. 

 

"La enfermería debería estar enfocada a cuidados especializados y que cada enfermero supiera de su campo"


¿Qué habría que cambiar? "Lo primero es necesario que haya más especialidades. La enfermería debería estar enfocada a cuidados especializados y que cada enfermero supiera de su campo. No por mucho saber de diferentes cosas es mejor, está bien, pero como paciente quieres que te den la mejor atención en lo que a ello respecta", afirma Elena. 

 

"Al final lo que está en juego es la salud de las personas y me parece hasta peligroso, porque como se dice el que mucho abarca, poco aprieta. No puedes pretender llegar de nuevas a una planta y saber hacerlo todo. El que está al otro lado, no nos olvidemos, es un paciente enfermo. Cuando sale en las noticias titulares como: 'Una enfermera se confunde de dosis y se muere un paciente...', igual la gente piensa que es una inconsciente, pero yo no pienso eso, siento miedo por poder ser yo. Estamos hablando de la salud de las personas, que es lo más importante y si un médico se especializa, ¿por qué una enfermera no va a tener la misma oportunidad? Estamos de otra manera, pero ofrecemos cuidados sanitarios y un error nuestro acaba en lo mismo", sostiene Celia. 

 

"Yo lo que quiero es trabajar segura de lo que hago. Si cada día estás en un sitio trabajas con miedo y encima, por lo general, suele haber poco personal y estás encargado de muchos pacientes. No te puedes permitir cometer errores y por desgracia todo el mundo puede hacerlo sea del trabajo que sea, pero en nuestro caso tiene consecuencias graves", finaliza.