La editorial Everest solicita a la Junta un crédito de 3,2 millones para mantener su actividad

Rueda de prensa de los trabajadores de Everest

La editorial leonesa Everest ha comunicado a los trabajadores que ya ha presentado ante la Junta toda la documentación necesaria para optar a un crédito de 3,2 millones de euros en la modalidad "salvamento" que permitiría abonar las nóminas atrasadas y hacer frente a la compra de materias primas para continuar la actividad empresarial.

Así ha informado el comité de empresa de Everest que confía en que el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, convoque "una comisión urgente" que permita aprobar este crédito porque la empresa asegura que "cumple todos los requisitos".


El portavoz del comité de empresa, Enrique Reguero, ha asegurado que la concesión de financiación a Everest es "vital" para la viabilidad de la editorial leonesa porque la empresa "está paralizada, no porque no tenga viabilidad, sino porque tiene un colapso de circulante que impide la compra de materias primas".

No obstante, Reguero ha asegurado que "el tiempo corre en contra de los trabajadores" y ha instado a la Junta a que la aprobación del crédito se realice de forma urgente porque "no hay tiempo".

Además, parte del crédito, más de la mitad, sería destinado por Everest a hacer frente a los pagos de las nóminas atrasadas a la plantilla, compuesta por alrededor de 300 personas, en un plazo de seis meses.

En este momento, a los trabajadores se les adeudan dos pagas y media extraordinarias, y los salarios correspondientes a los meses de diciembre y enero por lo que la situación económica de muchos de ellos "es muy difícil porque no pueden hacer frente a la hipoteca ni a los recibos", ha agregado el comité de empresa.

Con este crédito los trabajadores desconfían que se llegue a una "solución definitiva" para Everest, aunque sí serviría "para salir del paso".

En relación a la entrada de un nuevo socio inversor o a la venta de la editorial, el comité de empresa ha manifestado que la empresa ha comunicado que "no hay ninguna opción cerrada", al menos por el momento.