La Diputación ensalza la singularidad de la provincia durante el pregón de los Días de León en Sevilla
Cyl dots mini

La Diputación ensalza la singularidad de la provincia durante el pregón de los Días de León en Sevilla

Hermanamiento León y Sevilla

Juan Martínez Majo, presidente de la Diputación, ha acompañado a los pendones leoneses durante su tradicional recorrido por las principales calles de la ciudad

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, ha sido el encargado de pregonar esta nueva edición de los Días de León en Sevilla, organizados por la Casa de León en la capital andaluza, un acto que ha contado con la presencia de decenas de leoneses y diversas autoridades sevillanas.

 

Durante su intervención, Juan Martínez Majo ha querido ensalzar los valores y la singularidad de la provincia, haciendo un repaso por su riqueza natural, cultural, patrimonial y también gastronómica. “El turismo en León es un motor económico fundamental para su desarrollo. León es líder en la Comunidad Autónoma en número de visitantes y pernoctaciones, cantidad que crece a un ritmo del 10% en el año 2015. Y desde la Diputación trabajamos para consolidar este liderazgo promocionando el amplio abanico de recursos naturales, históricos, culturales o gastronómicos que disponemos a lo largo y ancho de la geografía leonesa”, explicó.

 

El presidente de la Diputación ensalzó durante el pregón lo que une a León y Sevilla. “Somos dos pueblos hermanos, unidos pese a la distancia” donde la Ruta de la Plata ha tenido un papel relevante a lo largo de los siglos. “Esta calzada romana, cargada de leyenda, estamos obligados a impulsarla como una de las rutas de turismo cultural más importantes de Europa”.

 

Ahora, una vez que la autovía es una realidad que une Asturias, Castilla y León, Extremadura y Andalucía, “nuestra obligación es aprovecharla como eje de desarrollo y progreso de todos los territorios por los que atraviesa”.

 

También recordó la figura del personaje que más une a León y a la capital andaluza: San Isidoro. “Un hombre de los más sabios de su época, que fue conocido como El Maestro de la Edad Media o de la Europa Medieval, fue un Obispo popular y autorizado que logró la conversión de los visigodos al catolicismo y trabajó para la madurez cultural y moral del clero”.

 

Juan Martínez Majo incidió que los Días de León en Sevilla sirven para ensalzar la cultura, las tradiciones y la gastronomía de “nuestra tierra”. Destacó el desfile de pendones, “que identifican a los pueblos de nuestra provincia”, las tradiciones, “que tratamos de mantener e impulsar a través del Instituto Leonés de Cultural”, y la gastronomía, “basada en la influencia de culturas con las que entraron en contacto nuestros antepasados”. Hizo especial mención al botillo, como referente de la comarca del Bierzo y que será el protagonista de la última jornada que se celebra mañana domingo.

 

Desfile de pendones

 

El presidente de la Diputación, el alcalde de León y los diputados de Turismo Genaro Martínez, Desarrollo Económico, Miguel Angel del Egido, de Centros Asistenciales, Manuela García, y de Deportes, Emilio Orejas, presidieron el tradicional desfile de pendones por las calles más céntricas de Sevilla partiendo desde el Ayuntamiento hasta finalizar en los Reales Alcázares.

 

Los 36 pendones porteados por más de 120 personas recorrieron el casco histórico de Sevilla ante la atenta mirada de cientos de curiosos, desde la Plaza Nueva pasando por delante de la Catedral hasta llegar al patio de los Reales Alcázares.

 

Allí tuvo lugar la recepción municipal a cargo del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien destacó el “hermanamiento” entre la ciudad que preside y la provincia de León, una cercanía que, ahora con el AVE, se hace más cercana pues recordó que “Sevilla y León formamos parte de las ciudades AVE”.

 

Juan Espadas también conoció una de las tradiciones más arraigadas en la provincia como fue la exhibición de lucha leonesa que se hizo en el interior de los Reales Alcázares, una exhibición en la que participaron tres parejas de luchadores (dos masculinas y una femenina) procedentes de la zona del Curueño.