La Cabrera celebra su gran día sin olvidar la necesidad de nuevas infraestructuras

Joaquín Llamas, pregonero

El diputado provincial Joaquín Llamas hizo de pregonero en la localidad leonesa de Nogar y prometió «no desfallecer» en la tarea de dotar a la comarca de lo que precisa.

La localidad de Nogar, perteneciente al municipio de Castrillo de Cabrera, fue escenario ayer del gran día de la comarca cabreiresa. Más de 800 personas se citaron en la campa de la fiesta para disfrutar de una jornada de ocio pero también reivindicativa, ya que es el marco en el que, cada año, los alcaldes de Puente de Domingo Flórez, Benuza, Encinedo, Castrillo y Truchas ponen sobre la mesa de lo público las necesidades más imperantes de la zona, principalmente en materia de infraestructuras.

 

El arreglo de la carretera que une Truchas con la herrería de Llamas de Cabrera o la mejora de las señales de televisión y telefonía móvil fueron las reivindicaciones realizadas ayer por el conjunto de los alcaldes, que también a nivel particular pidieron para la zona.

 

Por su parte, joaquín Llamas, diputado provincial y pregonero de las fiestas, dijo a todos los vecinos en su discurso "recojo vuestras reivindicaciones, siempre tan bien atendidas como sin duda se merecen, y las seguiré haciendo mías con toda a fuerza que me dais año tras año. La mejora de las carreteras, la recuperación del patrimonio, el empleo, el turismo… Vosotros, los cabreireses, tenéis derecho a revindicar con orgullo lo que por derecho os pertenece y yo no pienso desfallecer en esta tarea”.

 

Este fue el mensaje central del pregón protagonizado por el diputado provincial Joaquín Llamas en la Fiesta de la Cabrera, celebrada en la localidad de Nogar.

 

Un pregón en el que este político, que lleva 12 años consecutivos sin faltar a un solo día de celebración del orgullo comarcal, reivindicó además el valor de esta comarca aprovechando la celebración del Año Romántico con motivo del 200 aniversario del nacimiento del escritor berciano Enrique Gil y Carrasco. Llamas hizo suyas sus palabras cuando en El Señor de Bembibre escribió: “La Cabrera, altísima y erizada de montañas, le hace espalda, y es, en suma, uno de los puntos de vista más soberbios de que puede hacer alarde España”.

 

Joaquín Llamas tuvo palabras de apoyo al esfuerzo que hacen los alcaldes de la comarca, en Truchas, Encinedo, Benuza, Puente Domingo Flórez y por supuesto el anfitrión de este año, Castrillo de Cabrera, los cuales le devolvieron al término de sus palabras un homenaje en forma de una placa y un emotivo aplauso.

 

Orgullosos pendones y música de Luar Na Lubre

 

Previamente al pregón, uno de los momentos más emotivos fue la concentración de pendones, las enseñas de numerosas localidades de la comarca, que después junto a las autoridades fueron desfilando al son de las gaitas de Pombriego, Corporales y Quintaniella.


De nuevo el típico instrumento cabreirés sonó por la tarde gracias a las agrupaciones de Quintanilla de Yuso y Pombriego, después de una comida de hermanan muy numerosa este año, los cuentos e historias de Manolín Cuenta, y los juegos tradicionales y actividades de la Asociación Cultural Faceira.

Pero la noche fue sin duda del grupo folclórico gallego Luar Na Lubre, previsto para pasadas las diez de la noche y que concitó numeroso público al son de su extenso y conocido repertorio después de 30 años de andadura musical de éxito.