Igea reconoce que la apertura de terrazas pretende "aliviar el daño hecho al sector" de la hostelería
Cyl dots mini

Igea reconoce que la apertura de terrazas pretende "aliviar el daño hecho al sector" de la hostelería

Francisco Igea

Asegura que la decisión de abrir terrazas en todas las provincias se tomó de común acuerdo aunque la anunciara el presidente y no valora la petición de adoptar el 'modelo Madrid' en hostelería.

"Es una manera de aliviar el daño en este sector". Así ha descrito el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la decisión tomada por el Gobierno regional de permitir la apertura de terrazas de bares y restaurantes en todas las provincias que no han bajado de los 400 casos, algo que se ha hecho por consenso y que es iniciativa de la Junta.

 

La decisión la anunció el pasado martes el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de manera un tanto sorpresiva en el pleno de las Cortes regionales. Cuando el criterio imperante era bajar de 400 casos para levantar las restricciones excepcionales que forzaron el cierre de hostelería, centros comerciales y centros deportivos, el presidente introdujo una variante insospechada al permitir abrir las terrazas de bares y restaurantes en todas las provincias que no cumplieran, una oferta que trasladó a las asociaciones profesionales y que pidió aceptaran o no.

 

Igea ha explicado que los criterios para tomar estas decisiones son provinciales y que incluyen no solo la incidencia, sino también las capacidades asistenciales, como la ocupación hospitalaria. "Insisto, estas decisiones, la de la apertura de terrazas, se ha tomado hoy, nosotros evaluamos y discutimos cada día las decisiones. Se ha tomado la decisión después de haberla evaluado y de común acuerdo, como todas las decisiones", ha dicho. Ha explicado que conocía el anuncio del presidente, que está de acuerdo, que está "orgulloso" y "lleno de agradecimiento" a la labor del presidente" y "nadie me va a sacar de ahí".

 

Igea ha valorado también la petición de varias provincias para aplicar el 'modelo de Madrid' para reabrir hostelería con niveles de aforo y horarios más amplios que los que imperan en Castilla y León. "No existe un modelo de Madrid, existe el modelo aprobado en el consejo interterritorial de Salud en los niveles de restricción dependiendo de los niveles de transmisión. Hemos peleado por esto durante toda la pandemia, porque creemos que es importante mantener a la nación como tal, que este país sea capaz de reconocerse a sí mismo y que no acabe por convertirse en una carrera por tomar decisiones", ha dicho el vicepresidente.

 

"Prohibir totalmente las navidades, que nadie pueda hacer nada, probablemente tendría un efecto positivo en contagios, pero otros efectos adversos, por una parte mínima, porque es mínima lo que se abre", ha dicho la consejera que ha reconocido que tiene "miedo" a lo que pueda ocurrir "mientras esté el virus circulando".