Iberdrola repartirá 12.500 millones en dividendos entre sus accionistas hasta 2022

Iberdrola

La energética espera obtener un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022.

Iberdrola prevé destinar un total de 12.500 millones de euros a retribuir a sus accionistas a lo largo del periodo 2018-2022, según la actualización de las perspectivas estratégicas del grupo, presentadas este martes en Londres durante el Capital Markets Day. Según consta en la presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía estima unos recursos por importe de 51.000 millones de euros a lo largo del plan, de los cuales 12.500 millones de euros, el 25% del total, se destinarán a una política de dividendo "creciente y sostenible". En su plan, Iberdrola incrementará la retribución al accionista en línea con los resultados, con mínimos anuales crecientes que llegarán a un suelo de 0,40 euros brutos por acción en 2022.

 

La energética ha mejorado sus objetivos de ganancias y resultado bruto de explotación (Ebitda) a 2022, situando los anteriores en la parte baja del rango. De esta manera, Iberdrola espera obtener un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022, hasta un 30% superior a las ganancias récord de más de 3.000 millones de euros del año pasado, y un Ebitda superior a los 12.000 millones. En el plan presentado el año pasado, la compañía aspiraba a alcanzar una horquilla de beneficio neto para 2022 entre 3.500 y 3.700 millones de euros y a un Ebitda al final del periodo de entre 11.500 y 12.000 millones de euros.

 

En concreto, Iberdrola prevé que ese suelo de dividendo sea de 0,36 euros para 2019, frente a los 0,351 euros de 2018, pasando a los 0,37 euros para 2020, 0385 euros en 2021 y los 0,40 euros en 2022. Esto supondrá un incremento de la retribución al accionista del 23% con respecto a 2017.

 

Prevé superar el duelo de dividendo "año tras año"

 

En una presentación a analistas del plan, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló que el grupo prevé "superar" este suelo de dividendo para sus accionistas "año tras año", aumentando la retribución de acuerdo con el incremento que registre el beneficio neto. De esta manera, el grupo se fija un objetivo de un pago mínimo para los accionistas a lo largo de los cinco años del periodo de 1,866 euros por título. Además, se mantiene un 'pay out' de entre el 65% y 75%, manteniendo la opcionalidad del programa 'Iberdrola Retribución Flexible', así como el número de acciones estable en 6.240 millones.

 

Iberdrola ha elevado su cifra global de inversiones para el periodo 2018-2022 a los 34.000 millones de euros, 2.000 millones de euros más que la cifra anunciada el año pasado. Esto supone un esfuerzo inversor de 6.800 millones de euros anuales, un 5% más que la 'hoja de ruta' anterior. Asimismo, la energética estima que su deuda neta crecerá un 9% al final de 2022 desde los niveles actuales, situándose en los 37.400 millones de euros.

Comentarios

Para entender mejor la factura de la luz 01/03/2019 10:28 #1
Y este, queridos niños, es el motivo por el cual tenemos la luz, de las mas caras de toda Europa. Este es el resultado de privatizar un servicio público, que como negocio privado que se vuelve, le interesa mas aumentar su beneficios, que prestar ese servicio a la gente de a pie. Lo mismo están haciendo con nuestra Sanidad, Educación y Servicios Sociales, convertirlos en negocios.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: