Francia, nueva campeona de mundo por su 'magnifique' efectividad
Cyl dots mini

Francia, nueva campeona de mundo por su 'magnifique' efectividad

Pogba, autor del tercer gol para los franceses

La selección de Francia es la nueva campeon del mundo de fútbol tras imponerse en la final del Mundial de Rusia a Croacia por 4-2 en un duelo en el que, en la línea de todo el torneo, sacó máximo rendimiento al balón parado y a las contras. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FRANCIA: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Kanté (Nzonzi, min.55), Pogba, Matuidi (Tolisso, min.73); Griezmann, Mbappé y Giroud (Fekir, min.81).

 

CROACIA: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pjaca, min.82); Brozovic, Modric, Rakitic; Rebic (Kramaric, min.71), Perisic y Mandzukic.

 

GOLES:

1 - 0, min.18, Mandzukic (propia puerta).

1 - 1, min.29, Perisic.

2 - 1, min.38, Griezmann (penalti).

3 - 1, min.59, Pogba.

4 - 1, min.65, Mbappé.

4 - 2, min.69, Mandzukic.

 

ÁRBITROS: Néstor Pitana (ARG). Amonestó a Kanté (min.27) y Lucas (min.41) por parte de Francia. Y a Vrsaljko (min.92) en Croacia.

 

ESTADIO: Estadio Luzhnikí de Moscú, 78.000 espectadores.

Un gol en propia meta de Mandzukic tras una falta, inexistente, botada por Griezmann, un tanto de penalti, dudoso y que decidió el VAR, del propio jugador del Atlético de Madrid y dos tantos de Pogba y Mbappé, aprovechando los espacios y un día no especialmente inspirado de Subasic le dan el título Mundial a Francia.

 

El equipo de Deschamps, que fue el encargado de levantar el trofeo en 1998, se proclama campeón tras vencer a una Croacia que se dejó el alma y empató el tanto inicial para sumar alguna ocasión más en el primer tiempo y seguir intentándolo pese a la desventaja en el segundo, pero a la que no le bastó ante la efectividad de su rival. La selección gala suma la segunda estrella a su camiseta después del título conquistado hace 20 años contra Brasil. 

 

Griezmann se prepara para golpear desde el punto de penalti el que sería el segundo gol

 

 

Las tres prórrogas en su camino pesaron en las piernas croatas a pesar de que Lloris colaboró para que Mandzukic pusiera el 4-2 a 20 minutos del final. Como el Mundial, sin mucho fútbol pero con buenas dosis de emoción hasta las contras 'bleus', terminó Francia campeona para los cuatro próximos años, sin revancha croata por la semifinal del 98 ante los galos pero con su mejor posición en un Mundial.

 

Ni mucho menos dosificaron los croatas, que se adueñaron de los primeros 15 minutos de la final. Francia se olvidó su manual en Rusia e hizo aguas en tapar huecos y en sacar de su campo al rival. Rebic y Perisic abordaron las bandas y obligaron a los cortes providenciales de Varane y Umtiti. El famoso corazón y la solidaridad del juego croata acudió a la cita, además en su mejor partido del Mundial.

 

De golpe se encontró Francia con su guion preferido, cuando Griezmann forzó una discutible falta para buscar la acción a balón parado. La que Varane aprovechó en cuartos ante Uruguay y en semifinales Umtiti contra Bélgica. Esta vez no hizo falta ni rematador, Mandzukic se la metió en propia (1-0), antes de que llegara Pogba en posible fuera de juego que no mostró el VAR.

 

El video-arbitraje quiso despedirse de Rusia 2018. Por defecto para algunos y exceso para otros. Y es que Perisic tardó cinco minutos en ver premio a su insistencia, con un golazo 1-1, pero antes del descanso Néstor Pitana se ayudó de la pantalla para señalar penalti por mano del propio Perisic en un saque de esquina. Griezmann dio otra vez ventaja a los suyos, pero siguió mejor el rival.

 

LA ESTRELLA ES PARA FRANCIA

 

Modric usó su enésimo pulmón para mantener el acecho croata, esta vez con las llegadas de Rebic que probaron a Lloris. Aún fueron capaces los de Dalic de volver mejor de como empezaron, ante una Francia que acumulaba más errores que en sus seis partidos anteriores. Las internadas de Mbappé rompían la monotonía gala, en medio de una invasión espontánea de campo.

 

Se veía mejor de nuevo Croacia sobre el césped cuando se le escaparon las opciones en cinco minutos, los que tardaron Pogba y Mbappé en fusilar desde la frontal ante un Subasic helado. Hasta ahí llegó el sueño croata, con un pequeño amago en el gol de Mandzukic y el error de Lloris, que no fue acompañado por milagro. Francia se quedó la estrella en Rusia, hasta que la defienda en Catar.