Fernando Hernández se retira como jugador y entrenará al Balopal
Cyl dots mini

Fernando Hernández se retira como jugador y entrenará al Balopal

Fernando Hernández.

Comunicó su decisión en la mañana de este martes y por la tarde se anunció su fichaje para el banquillo palentino.

El Pizzería La Nonna Balopal tendrá a un ilustre del balonmano español al frente de su banquillo en su estreno en Primera Nacional. Se trata de Fernando Hernández (Valladolid, 1973), uno de los jugadores con mejor palmarés en el balonmano nacional en las tres últimas décadas. El nuevo entrenador del Balopal anunció en la mañana de este martes su retirada debido a una molesta lesión en el hombro.

 

Hernández terminó su carrera como uno de los mejores extremos nacionales de la historia hace tan solo unos meses, habiendo jugado hasta los 45 años y finalizando esa etapa con el Atlético Valladolid de ASOBAL. Su carrera profesional empezó precisamente en Valladolid, pero en el Arcos Valladolid, también de la máxima categoría, en la temporada 1992-93. Unos años después pasó al Ademar de León, y al poco tiempo llegó al FC Barcelona, donde pasó sus mejores años como profesional y acumuló la mayor parte de su palmarés. En 2007 fichó por el mítico Portland San Antonio en algunas de las que fueron las últimas temporadas del club, y los últimos años de su carrera los ha vivido entre el Club Balonmano Badajoz, el Cuatro Rayas Valladolid y el Atlético Valladolid.

 

Fernando Hernández ha sido un referente a nivel nacional, y muestra de ello son sus 120 partidos con la selección española. Con la roja Hernández consiguió su primera medalla con el bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, y culminó con el gran logro de la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Túnez de 2005. A nivel de clubs cuenta con dos ligas ASOBAL, una Liga de Campeones, una Copa EHF, una Recopa de Europa, dos copas del Rey o tres copas ASOBAL, entre otros trofeos.

 

Hace cuatro años que Fernando Hernández se sacó el título de entrenador nacional de balonmano, y durante los últimos meses ha estado preparándose para el cambio de rol entrenando a dos equipos benjamines, a la selección de Castilla y León juvenil femenina, y al equipo de balonmano del Centro Penitenciario de Villanubla, que juega en la liga provincial vallisoletana ligado al Atlético Valladolid.