Falsificaba y usaba datos de los clientes de un locutorio para enviarlos a Rumanía

La Guardia Civil ha detenido en León a un varón de 31 años como supuesto autor de los delitos de blanqueo de capitales, falsedad documental y usurpación de estado civil, que está acusado de utilizar un locutorio de su propiedad para enviar dinero a Rumanía tras usar los datos de clientes. 

Las investigaciones realizadas por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil (UOPJ) han permitido desmantelar este locutorio telefónico ubicado en León capital, que era utilizado por su propietario para enviar dinero a Rumania, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en un comunicado recogido por Europa Press.

 

La forma de actuar del detenido consistía en usar la identidad de personas que habían realizado algún tipo de gestión en ese establecimiento. Esa documentación era presuntamente falsificada por el detenido que introducía datos nuevos o los modificaba para generar identidades falsas y ocultar la cantidad de dinero que salía del país.

 

Los agentes, tras analizar numerosa documentación y los envíos realizados por el ahora detenido, comprobaron que, a través de éste método, había remitido a Rumanía alrededor de 33.000 euros, cantidad que excede a los 1.000 euros al mes por persona, que permite la normativa vigente.

 

El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de León.