Fallece una niña de cuatro años tras atragantarse con un fruto seco

Se encontraba en su vivieda cuando se atragantó.

Una niña de cuatro años falleció en Bilbao tras atragantarse con un fruto seco que estaba ingiriendo

 

Los hechos ocurrieron el día 3 por la tarde en un domicilio de la calle Andrés Eliseo Mañaricua del barrio de Miribilla, cuando se recibió el aviso de que una niña se había atragantado con un fruto seco.

 

Al lugar se desplazaron efectivos sanitarios que intentaron reanimar a la niña, sin éxito, por lo que falleció finalmente en el lugar.

 

 

Qué hacer ante un caso de atragantamiento

 

Ante un caso de atragantamiento, ante todo, hay que actuar de manera rápida y efectiva. Estos son los pasos que recomiendan los especialistas a la hora de tratar a una persona que se esté atragantando. También es importante que sepas lo qué no debes hacer. Según el Instituto Nacional de Estadística, en España mueren 1.900 personas cada año a causa de asfixia por atragantamiento.

 

Cómo actuar

 

Cuando alguien está comiendo y se atraganta, normalmente presenta dificultad para respirar, no puede hablar y se comunica mediante gestos.

 

Es importante mantener la calma y animar al afectado a que tosa con fuerza para intentar acabar con la obstrucción de la vía aérea. Si  no consigue recuperar el aliento, se debe alertar de inmediato al 112 para solicitar asistencia sanitaria.

 

Lo siguiente a realizar consistiría en situarnos a un lado y ligeramente por detrás del afectado, sostener su tórax con una mano e inclinarla hacia delante para a continuación darle cinco golpes en la espalda, entre los omoplatos y con el talón de la mano, comprobando después de cada golpe si el cuerpo extraño ha sido expulsado para no continuar realizando esta acción innecesariamente.

 

Si no se ha resuelto la situación, pondremos en práctica la maniobra de Heimlich. Para realizarla, la persona que presta ayuda debe situarse detrás del afectado y abrazarlo colocando el puño de una mano con el pulgar hacia fuera en el punto medio entre el ombligo y la boca del estómago, poniendo encima la otra mano. A continuación, procederá a inclinar al afectado hacia delante y realizar cinco compresiones hacia dentro y hacia arriba, con la fuerza suficiente para levantarlo del suelo, hasta conseguir la desobstrucción.