Faetón, el asteroide que produce las Gemínidas, sigue dando sorpresas

Faetón

Astrónomos creen que la superficie del asteroide cercano Faetón puede reflejar menos luz de lo que se pensaba anteriormente, tras estudiar este fenómeno en diferentes ángulos.

Esto será objeto de investigación por la misión DESTINY +, recientemente aprobada por Japón, cuándo sobrevuele Faetón dentro de unos años. El hecho de que su luz reflejada esté fuertemente polarizada es un misterio más que rodea a este curioso asteroide, cuya estela produce la lluvia de meteoros Gemínidas.

 

La forma en que un objeto refleja la luz depende no solo de su albedo (el porcentaje de luz que refleja) sino también del ángulo de iluminación. Un efecto particular que interesan a los científicos es cómo cambia la polarización cuando la luz solar se refleja en la superficie de un asteroide. Científicamente, la luz se conoce como ondas electromagnéticas; las olas crean cambios en los campos eléctricos y magnéticos. Las direcciones de estos cambios pueden ser aleatorias o estar alineadas. Cuando los efectos electromagnéticos de la luz están alineados, se dice que la luz está polarizada.

 

Un equipo internacional, incluidos astrónomos del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ), la Universidad Nacional de Seúl, el Instituto de Tecnología Chiba y otros institutos, utilizaron el Telescopio Pirka de 1,6 m en el Observatorio Nayoro en Hokkaido Japón para observar el asteroide Faetón. Estudiaron los cambios en la polarización de la luz reflejada en muchos ángulos de iluminación diferentes. Los resultados muestran que, en algunos ángulos, la luz reflejada desde Faetón es la luz más polarizada jamás observada entre los cuerpos pequeños del Sistema Solar.

 

Descubierto en 1983, se ha demostrado que Faetón es el origen de la lluvia de meteoros Gemínidas. La mayoría de los cuerpos parentales de meteoritos son cometas, pero Faetón no muestra actividad cometaria típica. En cambio, es un asteroide activo con inyecciones de polvo confirmadas. También tiene un color sorprendentemente azul. El hecho de que su luz reflejada esté fuertemente polarizada es un misterio más que rodea a este curioso asteroide.

 

Una posible explicación para la fuerte polarización es que la superficie de Faetón podría ser más oscura de lo esperado. Las superficies de asteroides están cubiertas con escombros sueltos. Cuando la luz reflejada por la superficie rugosa golpea otra parte de la superficie y se refleja de nuevo antes de reflejarse hacia el observador, estas dispersiones múltiples aleatorizan la polarización.

 

El doctor Ito, de NAOJ, un líder del equipo de investigación explica: "Si el albedo es más bajo de lo que se pensaba, eso reduciría la efectividad de las dispersiones múltiples, de modo que dominaría la luz fuertemente polarizada que solo se ha reflejado una sola vez".

 

Otras posibilidades que podrían reducir la efectividad de dispersiones múltiples son que los escombros que cubren la superficie de Faetón podrían estar compuestos de granos más grandes, o el material puede ser más poroso de lo esperado. Un posible mecanismo para producir granos grandes es la sinterización. La superficie de Faetón se puede calentar hasta 1.000 grados Celsius durante su paso más cercano al Sol. Tal calentamiento extremo puede causar sinterización en la superficie de un asteroide, dando como resultado granos más gruesos.

 

La sonda DESTINY + de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, programada para su lanzamiento en 2022, tomará fotografías mientras vuela por Faetón para ayudar a los astrónomos a caracterizar mejor su geología de superficie.

 

Estos resultados de observación se publican en Nature Communications el 27 de junio de 2018.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: