España se complica su pase a semifinales
Cyl dots mini

España se complica su pase a semifinales

IHF

Las 'Guerreras' perdieron ante Rusia (26-36) y dependen de que Suecia no gane a Montenegro.

ESPAÑA: S.Navarro (p), D.Zoqbi (p), L.González, M.González (3), E.Cesáreo (1), N.Pena (4, 3 de pen, A.Barbosa (6, 1 de pen), A.Fernández (3, 2 de pen), A.Rodríguez (1), J.Gutiérrez (2), M.López (2), S.López (1) y A.Hernández (3).

RUSIA: Sedoykina (p 1), Laigina (p 2); Kuznetsova (2), Sen (2), Gorshenina (2), Vyakhireva (5), Bobrovinokova (1), Makeeva (1), Mikhaylichenko (3), Fomina (2), Zhilinskaite, Malashenko (3), Managarova (2), Kozhokar, Illarionova (1) y Frolova (9, 3 de pen).

PARCIALES CADA 5 MINUTOS: 2-4, 5-8, 5-10, 7-12, 10-14, 12-16 (descanso) 13-20, 16-25, 19-27, 21-29, 24-30 y 26-36.

ÁRBITRAS: C.Bonaventura y J.Bonaventura (FRA). Excluyeron a S.López, por España, y a Sen, Gorshenina por Rusia.

PABELLÓN: Kumamoto Prefectural Gymnasium.

La selección española femenina de balonmano se ha complicado mucho sus opciones de estar en las semifinales del Mundial de Japón tras perder este miércoles de forma clara por 26-36 ante Rusia y depender de que Suecia no gane a Montenegro.

 

Las 'Guerreras' afrontaban el último partido de la 'Main Round' con un balance de +6 en el 'average' respecto a las suecas, que ha perdido de forma completa ante las de Ambros Martín, arrolladoras y cuya amplia victoria obliga a las escandinavas únicamente a ganar su encuentro sin importar la diferencia.
 

Salvo el 2-0 inicial, España fue completamente desarbolada por la actual campeona olímpica, muy fuerte defensivamente, con una gran Sedoykina en portería y una entonada Vyakhireva en las acciones ofensivas. Aunque al descanso estaban las cosas aún abiertas para las de Carlos Viver (12-16), en la reanudación las rusas se escaparon claramente y en el tramo final, el amago de reacción quedó en nada por la precipitación.

 

El combinado nacional encajó su primera derrota en el campeonato y el precio puede ser caro. La pelea por las medallas no era una obsesión ni un objetivo primordial al inicio del Mundial, pero se puso al alcance y se convirtió en muy real hasta este duelo con uno de los grandes favoritos al título.

 

España se topó con su rival más potente en su recorrido mundialista. Nadie había inquietado a la subcampeona europea y las españolas tampoco pudieron hacerlo y además dejaron que las de Ambros Martín, que sólo se jugaban el primer puesto, se escapasen muy pronto y manejasen con comodidad el encuentro, gracias a una poderosa defensa que no logró resquebrajar el ataque de las 'Guerreras'.

 

En esta ocasión, no hubo espacios para encontrar a Ainhoa Hernández en el pivote y la primera línea, salvo acciones esporádicas de Sandy Barbosa, no funcionó. Tampoco los extremos, amargadas por la envergadura de Sedoykina en la portería. La guardameta rusa afianzó con sus paradas el trabajo atrás de su equipo, que impulsadas en ataque por Vyakhireva y Frolova dejó clara su superioridad muy pronto (6-12, min.18).

 

La portería, en esta ocasión, no conseguía tampoco arreglar la debilidad del 6-0 de las de Carlos Viver, desbordadas por las acciones individuales de las rusas. España aguantó y un parcial de 3-0 dio aire (9-12), e incluso hubo balón para bajar aún más la diferencia, pero fue desperdiciado y Rusia dio otro estirón para llegar al descanso cómodamente por delante (12-16).

 

Hacía falta una reacción para, al menos, presionar más a Suecia para su partido, y pasaba principalmente por mejorar defensivamente. Sin embargo, la actual subcampeona europea no se relajó y continuó martilleando las concesiones de las 'Guerreras', cada vez más aceleradas y encontrando pocos huecos ante Sedoykina.

 

El marcador se disparó a un ya muy preocupante 15-25 (min.40). Viver lo intentó variando las alternativas en defensa, pero no funcionó y sólo en el tramo final, cuando el rival bajó un tanto su ritmo ofensivo, hubo un atisbo de esperanza. España se puso 26-32 a falta de tres minutos, pero no fue capaz ya de hacer ningún gol.