España golea a Albania y ya pone camino a Rusia 2018

Sorprendió Lopetegui con un once con el debutante Odriozola y Rodrigo como referencia ofensiva, y ambos decidieron ser protagonistas. El lateral de la Real demostró enseguida el por qué de su salto a la Absoluta y jugó con mucho desparpajo desde el pitido inicial, mientras que el valencianista aprovechó bien su oportunidad.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ESPAÑA: De Gea; Odriozola, Ramos, Piqué (Nacho, min.60), Jordi Alba; Koke, Saúl, Thiago, Isco, Silva (Asensio, min.73) y Rodrigo (Aduriz, min,82).

 

ALBANIA: Berisha; Hysaj, Veseli, Ajeti, Memolla (Agolli, min.46); Grezda (Latifi, min.66), Memusha, Kaçe; Xhaka, Llukaku y Balliu (Sadiku, min.46).

 

GOLES

 

1-0, minuto 16. Rodrigo.

2-0, minuto 24. Isco.

3-0, minuto 26. Thiago.

 

ÁRBITRO: Aleksei Eskov (RUS). Amonestó a Piqué (min.48), Silva (min.65), por parte de España, y a Llukaku (min.14), Xhaka (min.26), Kaçe (min.29), Grezda (min.47), Hysaj (min.70), por Albania.

 

ESTADIO: Rico Pérez de Alicante. 30.000 espectadores.

La selección española de fútbol selló matemáticamente su pasaporte para estar en el Mundial de Rusia del año que viene tras ganar con contundencia y buen fútbol a Albania este viernes en el José Rico Pérez de Alicante por 3-0 y aprovecharse del favor de Macedonia que empató ante Italia.

 

España estará en una Copa del Mundo por undécima ocasión consecutiva gracias en buena medida a una sólida fase de clasificación que ha consolidado con Julen Lopetegui la regeneración que necesitaba el equipo tras los fiascos del Mundial de Brasil y la Eurocopa de Francia. La 'Roja' mantuvo su marcha impecable ante los albaneses y se encontró con el inesperado favor de la 'Azzurra', incapaz de ganar en casa y dejar en mero trámite el partido del lunes en Jerusalén en Israel, donde estará en juego terminar otra clasificación para un gran torneo de forma invicta.

 

Y tras una semana llena de turbulencias y con Gerard Piqué dividiendo a la grada alicantina entre los que le pitaban y los que le querían aplaudir, la 'Roja' brindó un gran partido ante Albania, a la que zarandeó en una magistral primera media hora, donde ofreció un fútbol de alto nivel, de mucha velocidad y 'pegada' que dejó en nada a un rival que ya no es la 'cenicienta' de antaño, pero que primero fue arrollada y luego ratificó que su poderío ofensivo es débil y no se pudo reenganchar al choque.

 

Sorprendió Lopetegui con un once con el debutante Odriozola y Rodrigo como referencia ofensiva, y ambos decidieron ser protagonistas. El lateral de la Real demostró enseguida el por qué de su salto a la Absoluta y jugó con mucho desparpajo desde el pitido inicial, mientras que el valencianista aprovechó bien su oportunidad.

 

El delantero del Valencia gozó de dos buenas ocasiones para abrir el marcador, sobre todo una muy clara a los 13 minutos, pero su cabezazo no encontró portería con todo a favor. Más difícil lo tuvo tres minutos después y sí acertó, controlando con el pecho un envío de Isco y definiendo sin dejarla caer ante el asombro de Berisha.

 

Para entonces, España ya había impuesto un monólogo en el partido. Avalada por su superior calidad técnica, sometió a los de Christian Panucci, intensos, pero desarbolados en casi todas las acciones por Isco, Koke, Thiago, Silva y un Saúl elegido para 'hacer' de Busquets.

 

Los locales jugaban a una velocidad muy alta y en un visto y no visto habían dejado el partido para sentencia. Isco dejó claro que mantiene su estado de gracia y firmó el 2-0 tras una jugada de toque y con un gran disparo. Llukaku tuvo entonces la mejor ocasión visitante con un cabezazo al larguero, pero antes de que pudiesen asimilar más el marcado adverso, este se amplió con el impecable cabezazo de Thiago tras un buen centro de Odriozola.

 

Antes de la media hora, la selección había dejado el choque sentenciado y las miradas se marchaban hacia Turín donde Italia no conseguía ganar a Macedonia. Los de Lopetegui bajaron un tanto el ritmo y Jordi Alba y Rodrigo tuvieron ocasiones para aumentar la goleada, mientras que Albania tenía dos muy claras para haber recortado, una de ellas tras un error de Piqué dentro del área, antes del descanso donde ya no había clasificación matemática por el tanto de Chiellini.

 

ESPAÑA BAJA EL RITMO

 

España recargó energías en los vestuarios y volvió con fuerza para los segundos 45 minutos. Los de Panucci sufrían cada vez que su rival la tenía cerca del área, donde la capacidad asociativa del centro del campo español y los 'puñales' que eran sus laterales les hacían mucho daño. Berisha, con dos buenas acciones, evitó nuevos goles repeliendo un cabezazo de Koke y un mano a mano con Rodrigo.

 

Pero a partir de ahí el partido tuvo un notable bajón y los albaneses pudieron respirar e incluso tuvieron buenas ocasiones para haber dado algo de emoción al encuentro. Sadiku estrelló su remate contra la madera, y posteriormente el mismo jugador envió alto el rechace de De Gea a un disparo de Latifi.

 

Lopetegui intentó reaccionar desde el banquillo y metió a Marco Asensio por David Silva en busca de refrescar un centro del campo que se había ido apagando, con un Isco al que el cansancio le convertía en menos efectivo. Los minutos fueron pasando y el gol más celebrado fue el de Trajkovsky en Turín, que sí selló el pasaporte español hacia Rusia.

Comentarios

Y como siempre 07/10/2017 10:26 #1
A los FACHAS se les ve . Libertad de opinion

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: